Congreso: comenzó la movilización y vigilia por el aborto legal

Escribe Valu Viglieca

La Tendencia concentra en Rivadavia y Montevideo.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Partido Obrero Tendencia está movilizado en el Congreso una vez más exigiendo que apruebe la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Llegamos a esta jornada habiendo organizado asambleas en barrios y lugares de trabajo. Vinimos después de volcar nuestras posiciones en miles de volantes. Desde el primer momento dijimos que esta ley no era un punto de llegada, que las concesiones que había agregado el ejecutivo eran sólo el punto de partida para que la iglesia y los evangelistas -a través de sus diputados y senadores- profundizaran las modificaciones en contra de nuestros derechos. No venimos a ser meros espectadores de un debate ya harto conocido, venimos porque no tenemos ni una pizca de confianza en el parlamento burgués, que rebalsa de enemigos y enemigas. Estamos acá y en todas las plazas del país exigiendo que se vote una ley conquistada con la lucha en las calles, con paros en los trabajos, con debates en las facultades, una ley que puso a las jóvenes de las escuelas confesionales contra esa institución que trató de gobernarles el pensamiento.

Denunciamos la objeción de conciencia como LA traba entre las trabas, la llave que el Estado le da al clero para que siga decidiendo sobre las mujeres. Al padre Pepe y a los “curitas villeros” les contestamos con acciones en las villas donde las compañeras del Polo Obrero Tendencia exigieron ser consultadas qué opinaban y no se dé por sentado que hay una única voz en las barriadas.

Por eso a escasas 12 horas de conocerse el resultado de la votación en el Senado debemos ser conscientes que queda mucho camino por recorrer, porque si votan en contra deberemos redoblar esfuerzos, ganar a más y más trabajadoras y trabajadores a copar las calles por este derecho, debemos instalar en cada olla, en cada asamblea la necesidad de conquistar el derecho al aborto en 2021. Abordamos la concentración y la vigilia como manifestación de desconfianza en los bloques y partidos que han bloqueado desde siempre este derecho, y reafirmando la apuesta a la movilización de la mujer y de todos los explotados.

Si durante esta madrugada el resultado es otro, si esta jornada termina en conquista entonces será tarea de este Movimiento de Mujeres y en cada sindicato de los y las trabajadoras y cada centro de estudiantes de los jóvenes volcarse a garantizar que se cumpla con las IVE, que todas las mujeres puedan acceder a su derecho a decidir, que no se despida ni a un solo profesional dispuesto a cumplir con la ley, que las Obras Sociales, y sus prestadoras financiadas por nosotros, cumplan con el derecho de cada una de nuestras compañeras y de cada pareja o hijas de nuestros compañeros. No confiamos en nada en el parlamento, pero tenemos confianza plena en que las mujeres y los varones de nuestra clase pueden y van a conquistar todo aquello que mejore sus vidas en el camino de la revolución.

¡Nos quedan horas de una gran jornada por delante y una tarea titánica en los años por venir!

Suscribite a Política Obrera