La Pfizer sólo para los colonos sionistas

Escribe Norberto Malaj

Tiempo de lectura: 2 minutos

El estado sionista ha vacunado a más del 15% de su población en menos de 10 días —administra 150 mil dosis diarias—. El gobierno de Netanyahu, según declaró “un funcionario del Ministerio de Salud … pagó 62 dólares la dosis, en comparación con los 19,50 dólares que paga EE.UU.” (The Guardian, Oliver Holmes en Jerusalén y Hazem Balousha en Gaza, 3/1).

Lo más grave es que “Israel transporta lotes de la vacuna Pfizer / BioNTech al interior de Cisjordania pero solo se distribuyen a los colonos judíos, y no a los aproximadamente 2,7 millones de palestinos que viven a su alrededor y que pueden tener que esperar semanas o meses” (ídem). Esto a pesar de su “impacto negativo” sobre la “inmunidad colectiva, ya que miles de palestinos de Cisjordania trabajan en Israel y los asentamientos, lo que podría mantener altas las tasas de infección” en Israel y en las propias colonias de Cisjordania (ídem).

Los famosos acuerdos de Oslo “preveían un acuerdo de paz más completo dentro de cinco años, un evento que nunca ocurrió. Casi tres décadas después, grupos de derechos humanos israelíes, palestinos e internacionales han acusado a Israel de eludir las obligaciones morales, humanitarias y legales como potencia ocupante durante la pandemia” (ídem). Israel se niega a asumir cualquier obligación ante la población palestina de Cisjordania y Gaza que quedó librada, frente a la pandemia, a las acciones de la dádiva internacional a los llamados “países pobres”.

“Ali Abed Rabbo, director general del Ministerio de Salud palestino, estimó que las primeras vacunas probablemente llegarían (a Cisjordania) en febrero. Esos serían a través de una asociación liderada por la Organización Mundial de la Salud llamada Covax, destinada a ayudar a los países más pobres, que se ha comprometido a vacunar al 20% de los palestinos. Sin embargo, las vacunas destinadas a Covax aún no han obtenido la aprobación de "uso de emergencia" de la OMS, una condición previa para que comience la distribución. Gerald Rockenschaub, jefe de oficina de la OMS en Jerusalén, dijo que podría ser ´desde principios hasta mediados de 2021´ antes de que las vacunas del esquema Covax estén disponibles para su distribución en los territorios palestinos” (ídem). Mientras tanto, el gobierno judenrat (colaboracionista) de la Autoridad Palestina de Cisjordania se ha desentendido de la franja de Gaza.

Gaza está abandonada a la buena de dios, cercada y bloqueada conjuntamente por Israel y Egipto. “Heba Abu Asr, de 35 años, residente de Gaza, se sobresaltó cuando le preguntaron cómo se sentía acerca de que otros recibieran la vacuna primero. ´ ¿Estás tratando en serio de compararnos con Israel o con cualquier otro país? ´ preguntó. ´No podemos encontrar trabajo, comida ni bebida. Estamos amenazados todo el tiempo. Ni siquiera tenemos necesidades básicas satisfechas para la vida´” (ídem).

Suscribite a Política Obrera