Provincia de Buenos Aires: terciarios en el ojo del ajuste

Escriben Dipi y Marcos Solari Pozzo

Tiempo de lectura: 1 minuto

En los últimos meses del 2020, el gobierno de Kicillof dispuso el cierre o la ´alternancia´ de varias carreras de los institutos terciarios de la provincia, especialmente de aquellas referidas a la formación de docentes del campo de la educación especial, la fonoaudiología y la educación técnica.

Las reacciones no se hicieron esperar. En los Institutos de Formación Docente y Técnica N° 18 y N° 103 de Lomas de Zamora, el 52 de San Isidro y el 7 de Mercedes, rápidamente, estudiantes y docentes se hicieron escuchar con reclamos por escrito y se organizaron en asambleas. Finalmente, el último día del año, el gobierno bonaerense reculó y anuló sus propias disposiciones.

El episodio ilustra el camino a seguir para enfrentar este y cualquier intento de ataque por parte del gobernador y exigir que el Estado garantice la continuidad de estas carreras.

Lo ocurrido va de la mano de ataques previos a la educación técnica en los terciarios y su desfinanciamiento. Existe una política de boicot y de reducción de matrícula por parte del Estado al permitir a instituciones privadas dar cursos arancelados similares pero de menor duración y dificultad, que atraen a un sector de los estudiantes de estas carreras. La tendencia a la privatización de la educación terciaria no es nueva, sino que se refuerza a la vez que decae el régimen capitalista.

Desde la UJS-PO (Tendencia), llamamos a redoblar estos esfuerzos de organización. Es necesario que toda la comunidad terciaria se organice, delibere un programa de reivindicaciones y esté movilizada frente a la posibilidad de nuevas ofensivas.

La situación de la educación plantea también la lucha por un aumento en el presupuesto educativo, para solventar la demanda de docentes que recorre las escuelas de la provincia y que satisfaga las otras necesidades educativas. Sigue vigente la pelea por la conectividad, dispositivos para ella y planes de obra que impidan el hacinamiento y el riesgo de contagio para cuando se vuelva a la presencialidad.

Proponemos esta agenda para que sea discutida en asambleas de cada instituto y en asambleas interterciarios, que ya empezaron a surgir y que tienen el desafío de pelear el control de las ofertas de carreras y su aprobación y de articular las nuevas luchas.

Suscribite a Política Obrera