¿Cuándo se vacunará a los adultos mayores?

Escribe Charly Petrillo – Jubilados Clasistas

Tiempo de lectura: 2 minutos

La incertidumbre reina entre los jubilados y adultos mayores sobre la eficacia y efectividad de las distintas vacunas para combatir la pandemia. Casi al mismo tiempo que la comunidad científica legitimaba la Sputnik V, varios países de Europa decidieron dejar de vacunar a los mayores de 65 años con la vacuna de AstraZeneca. El otro gran interrogante es cuándo llegará el turno de la vacunación para los adultos mayores. De los 48.000 fallecidos en nuestro país el 80% corresponden a ese grupo. En 2020, “la muerte en los geriátricos” ocupaban las tapas de los diarios. Hoy cientos de adultos mayores con enfermedades preexistentes no concurren a los centros de salud por temor al contagio. A muchos se les niega la asistencia si no presentan síntomas de covid-19. La vacunación a los adultos mayores es de primer orden, pero las dosis llegan en tandas mucho menores a las auguradas inicialmente por el gobierno argentino, en el marco de una disputa mundial por la vacuna – la Organización Mundial de la Salud informó que el 95% de las vacunas contra el coronavirus está en manos de diez estados.

Después de la promesa del gobierno de colocar millones de dosis para fines de enero, han llegado tan sólo 820.000 dosis para inmunizar a apenas 410 mil personas.

Los desafíos que enfrenta la vacunación nos conduce a pensar que pasará un largo tiempo para lograr los objetivos necesarios para frenar el virus ahora agudizado con la aparición de nuevas cepas y variantes. La escasez de las dosis y de jeringas, las tareas logísticas de almacenamiento, la conservación en frío, la falta de capacitación de personal idóneo, el registro de los vacunados y la distribución complican el panorama. PAMI ha lanzado un plan de vacunación para los residentes en geriátricos y el personal de salud de los mismos, pero los medios de comunicación solo muestran funcionarios y actrices con el brazo desnudo para esperar el pinchazo. Inundan con las noticias de todos los vacunados que habrá en un futuro cada vez más incierto. El gobierno ha convertido a la vacunación en el primer acto de su ambición electoral, que disfraza como una campaña para infundir confianza entre la población. A este ritmo, calculó un periodista, se tardarían, de todos modos, 13 años en inmunizar a la población -para los comicios de 2035.

La falta de inversión en insumos, en elementos de protección, la ausencia de capacitación, los magros sueldos de los trabajadores de la salud, sumados a las infinitas horas de trabajo, son han sido y siguen siendo funcionales a la propagación del virus, especialmente contra los adultos mayores.

Es necesaria la provisión gratuita de las vacunas y la distribución en residencias geriátricas, y en los centros de jubilados, bajo control de los trabajadores de la salud y organizaciones de jubilados. El PAMI debe ser dirigido por representantes electos y revocables de sus afiliados.

Suscribite a Política Obrera