Febrero caliente: gran movilización del activismo docente y estatal contra el ajuste de Perotti

Escribe Lucía Fernández

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado jueves, las cúpulas sindicales de ATE y UPCN se reunieron con el gobernador Perotti dando inicio a las negociaciones paritarias del sector estatal. Sin consulta ni mandato de bases, se trata de otra conspiración contra los trabajadores.

En el marco de esa jornada y frente al desentendimiento absoluto de las burocracias, se desarrollaron iniciativas de lucha que partieron de la deliberación del activismo en las bases de la docencia y estatales precarizados, con carácter de autoconvocatoria.

La invitación a docentes destitularizados en la asamblea interministerial de estatales, permitió resolver la unificación de ambas medidas de fuerza –la de docentes y estatales-, en una misma movilización, que partió de una concentración y corte de calle frente al ministerio de Educación, y continuó con una gran marcha a las puertas del palacio gris santafecino. La movilización contó con la participación de delegaciones de AMSAFE Rosario, Caseros y Gral. López.

Los reclamos particulares de cada sector confluyeron en el reconocimiento del azote a las condiciones laborales del conjunto de la clase trabajadora y del golpe a la educación pública tras el gravísimo precedente de las 500 destitularizaciones por parte de Perotti, a docentes con hasta 11 años de antigüedad. (Ver nota https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/3386-santa-fe-masacre-laboral-de-perotti-y-el-frente-de-todos-contra-la-docencia)

Por parte de precarizados estatales, el acento se puso en el pedido de publicación de las listas de trabajadores que serían contemplados en la dilatada promesa del pase a planta, así como el esclarecimiento de las negociaciones que se dan entre bambalinas. Las direcciones sindicales de ATE y UPCN, completamente afines a Perotti, no dicen nada respecto de los cientos de cesantes que han perdido su fuente de trabajo, o de aquellos que siguieron cumpliendo sus tareas con contratos vencidos y con meses de salarios adeudados, sin garantías de ser cobrados.

Frente a la aniquilación del salario, la precarización laboral y los despidos, debe oponerse la organización consciente y sistemática de la clase trabajadora. Esta acción coordinada entre los sectores autoconvocados, como el desenvolvimiento de plenarios de delegados, son un camino de lucha imprescindible en defensa de nuestro trabajo, nuestro salario y la vida de las familias obreras.

Suscribite a Política Obrera