Asamblea de SUTEBA Escobar: rotundo rechazo a la presencialidad del gobierno

Escribe Itati Asis

Tiempo de lectura: 3 minutos

Este miércoles 11 se llevó adelante la primera Asamblea del año de SUTEBA Escobar. Con más de 170 docentes y en base a un debate, que duró más de 3 horas, la docencia escobarense se pronunció, indiscutiblemente, contra el inicio presencial en pandemia del ciclo lectivo 2021.

Las diferentes intervenciones dieron cuenta que, a través de años de relevamientos y lucha por ello, la docencia conoce al dedillo las actuales calamitosas condiciones en la que se encuentran las escuelas: falta de acceso a los servicios esenciales (agua y cloacas), infraestructura edilicia deficiente y precaria, sanitarios clausurados, falta de mobiliario; años de políticas antieducativas, recrudecidas por la gestión capitalista de la pandemia del gobierno de Alberto Fernández, lo que hoy hacen imposible la aplicación en las escuelas de ningún protocolo frente al COVID19.

Otra preocupación importante se relacionó con la vacunación. En varias de las intervenciones se denunció que no se han suministrado vacunas a ningún docente en el distrito; y que, inclusive, no se ha iniciado en las escuelas destinadas para ello ningún plan de vacunación concreto. Cuestión fundamental para las y los trabajadores de la educación, y para el conjunto de la comunidad educativa, de cara a la pretensión del Gobierno de un inicio presencial. En ese sentido, también se puso de manifiesto el problema del transporte, y con eso, el riesgo asegurado que provocaría incrementar la circulación del virus en colectivos hacinados. Y aún más considerando que solo en enero la cifra de contagios en el distrito se incrementó un 150%.

La discusión salarial tuvo su lugar de relevancia. Frente a un salario inicial docente por debajo de la línea de pobreza, lo que degrada velozmente las condiciones de vida de miles de docentes y sus familias, quedó planteada la necesidad de un salario igual a la canasta familiar. Por otro lado, está la situación de centenares de trabajadoras y trabajadores de la educación desempleados. Es imperiosa la necesidad del desdoblamiento de cursos, contra la sobrecarga laboral, y la urgente creación de cargos y actos públicos; estas son varias de las demandas más sentidas.

La docencia escobarense, también, se expresó abiertamente acerca de la importancia que tiene desenvolver esta lucha en defensa de la salud, la vida y la educación con el conjunto de la comunidad educativa. La exigencia de infraestructura digital para docentes y estudiantes y el aumento de los cupos y la mejora en calidad y cantidad del SAE, no dejaron de hacerse escuchar en las diferentes intervenciones, así como críticas a "los míseros bolsones de alimentos" que se venían entregando en 2020.

Del mismo modo se marcó la necesidad de ir a Plenarios de delegados seccionales y de un plenario provincial para organizar un plan de lucha junto a las seccionales multicolor.

Por otro lado, y no siendo consecuentes con su militancia por “la presencialidad segura”, la Agrupación celeste de Baradel en Escobar, no se hizo presente en esta Asamblea.

Las posiciones de las agrupaciones que componen la Multicolor en Escobar quedaron claras. La agrupación Almafuerte se expresó en desacuerdo a iniciar presencialmente con un nivel de contagios y muertes que no bajan y con escuelas con serias deficiencias. La lista roja negra (Convergencia Socialista) propuso volver a las escuelas para realizar relevamientos de infraestructura, y llevaron el debate al terreno de “presencialidad si, virtualidad no”. El oficialismo de Tribuna Docente propuso la misma moción que planteó en la Matanza, defendiendo la idea de una “presencialidad segura” e inclusive planteando “lo descabellado” de pretender no volver a las escuelas en pandemia sin vacuna, cuando el conjunto de las y los trabajadores ya “había vuelto” a sus lugares de trabajo en la misma situación. La marrón del PTS se acopló a la posición del oficialismo del PO. Tanto la agrupación coral como la Lista roja desenvolvieron planteos críticos y de preocupación frente a la presencialidad y a la falta de condiciones para volver a las escuelas, así como también, tomar las Jornadas del 11 y el 12 para debatir los reclamos de las escuelas. Desde Tribuna Docente (tendencia) desenvolvimos el rechazo al inicio presencial en pandemia y sin vacunas, en defensa de la salud y la vida de la docencia y de la comunidad educativa. Expresando la importancia de desarrollar un plan de lucha en este sentido.

La votación final fue por unanimidad en favor de una moción unificada, la cual expresó “No retornar a las escuelas. No a la presencialidad hasta que estén dadas las condiciones en defensa de la salud y la vida".

La Asamblea de Escobar dio cuenta de una docencia en pie de lucha frente a la “presencialidad” extorsiva del gobierno; y abre una enorme perspectiva por el no inicio, hacia la huelga general educativa, en defensa de la educación, la salud y la vida.

Suscribite a Política Obrera