Salta, Colonia Santa Rosa: exigimos la libertad de la compañera Yolanda Vargas

Escribe Violeta Gil

Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde el pasado 9 de febrero la compañera Yolanda Vargas, colaboradora del Comedor Rayito de Luz, del Polo Obrero Tendencia en Colonia Santa Rosa, permanece detenida en la ciudad de Orán, por orden de la fiscal penal Claudia Carreras, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas. Carreras imputó a Yolanda de homicidio culposo por la muerte de sus hijos de 6 y 4 años en un incendio que devoró su precaria vivienda y terminó con la vida de sus hijos.

Yolanda tiene 26 años, vivía con su hija de 6 años y su hijo de 4 años en barrio Las Palmeras, uno de los barrios más precarios en el municipio, en donde la obra pública y el acceso a los servicios están vedados para cientos de vecinos y mujeres madres.

Yolanda es trabajadora rural, de manera eventual y en condiciones de sobreexplotación trabaja en las cosechas, en un municipio que fue cabecera en la producción de cítricos y hortalizas, pero que actualmente se encuentra devastado por el desarrollo de la frontera agrícola y el monocultivo de soja y caña. Como ella, miles de familias perdieron sus puestos de trabajo en el campo. La mayor parte del tiempo es desocupada o changuea para poder subsistir como el único sostén de su familia. Por esta situación, Yolanda se había empezado a organizar con los compañeros del Polo Obrero en Colonia, para enfrentar el hambre y la miseria.

Frente a la ausencia de asistencia real por parte del estado en el marco de la pandemia, y la eliminación del IFE, como recurso para que los trabajadores no se vean obligados a salir a changuear, Yolanda no pudo estar en su vivienda cuando se produjo el incendio. Tuvo que dejar solos a sus hijos, como lo tienen que hacer todos los trabajadores que –además- son obligados a exponerse a los contagios del covid y arriesgar la salud de sus familias.

El martes 9 de febrero, mientras la compañera se encontraba ausente de su vivienda, se produjo un incendio que rápidamente consumió la construcción precaria de chapas y madera. En el lugar se encontraban sus dos hijos, quienes murieron en el incendio sin poder salir de la vivienda. Los vecinos de Yolanda intentaron derribar la puerta para sacar a los niños, pero la policía les impidió acercarse.

La falta de viviendas, la precariedad, la desocupación y el hambre al que están sometidas las familias trabajadoras en Colonia Santa Rosa y en toda la provincia, son responsabilidad de un régimen político gobernado por Gustavo Sáenz y Mario Guerra en el municipio, que garantizan riquezas incalculables para terratenientes y especuladores inmobiliarios a costa de la vida de los trabajadores y sus hijos. Los mismos responsables de la miseria que padecen las familias, ahora pretenden encubrir sus responsabilidades criminales detrás de verdugos en la “justicia”, que acusan a Yolanda como “responsable individual” por la muerte de sus hijos. Son ellos quienes deberían estar sentados en el banquillo de los acusados.

Yolanda permanece detenida desde el momento del incendio, le prohibieron asistir al velorio de sus hijos y solo pudo estar unos minutos en el entierro custodiada por una barrera de policías. La reacción de los vecinos, familiares y compañeros de Yolanda no espera, ni bien se conoció la imputación contra ella se empezó a convocar una movilización en la plaza central de Colonia para exigir su inmediata libertad.

Los compañeros del Polo Obrero y del Partido Obrero de Salta exigimos inmediatamente la libertad de la compañera Yolanda Vargas, exigimos además que caigan todas las imputaciones contra ella, por el contrario, el estado se debe hacer cargo de una asistencia psicológica integral para Yolanda y su familia, que les permita afrontar la trágica perdida de sus hijos, además de restituirle una vivienda ante la pérdida de la suya.

La lucha por el trabajo genuino, por la restitución y triplicación del IFE, el aumento de asistencia social y del seguro al desempleo, las obras públicas que garanticen los servicios básicos en las barriadas y la urbanización de los barrios, bajo el control estricto de los vecinos y trabajadores de Colonia, forman parte de las tareas que tenemos que desarrollar los trabajadores para defender la integridad de nuestras familias, en oposición a un régimen social que nos arrebata hasta la vida.

Suscribite a Política Obrera