Tucumán: el II Congreso Autoconvocado de Delegados de Escuela rechaza la “presencialidad”

Escribe Diego Carrazán

Tiempo de lectura: 4 minutos

El sábado 20 más de 100 delegados participaron del II Congreso provincial de delegados de escuela con mandato, realizado por vía virtual. Unos 1.500 docentes participaron de las asambleas de escuelas en distintos puntos de la provincia. En todas ellas se establecieron mandatos escritos. Para participar del congreso, en muchos casos, se ratificaron los delegados preexistentes, en otros eligieron por primera vez y, en algunos casos, se renovaron a los que participaron del 1º Congreso, realizado el 7 de marzo del 2020.

El eje del debate de este II Congreso giró en torno al llamado del gobierno a los docentes a la vuelta a las clases presenciales en pandemia a partir del 1º de marzo para las primarias y el 8 de marzo para los secundarios. Siguiendo con lo votado en asambleas y plenarios de delegados anteriores, la orientación de la conducción de Autoconvocados fue: en pandemia y sin vacunas no volvemos a la presencialidad.

En la intervención de apertura, Raquel Grassino, referente de la docencia autoconvocada, explicó la imposibilidad de un retorno a la presencialidad, cuando desde el propio Siprosa (Sistema Provincial de Salud) están anunciando que Tucumán va a ser sacudida por la segunda ola de contagio, cuando las vacunas llegan a cuenta gotas a la provincia y el personal docente -mucho menos los alumnos- no figuran en los próximos planes de vacunación, y cuando el uso del sistema de transporte público es una invitación al contagio masivo.

La inmensa mayoría de las escuelas no tiene agua, ni sanitarios en condiciones; sus edificios están destruidos y el salario docente ha sido hundido a niveles por debajo de los niveles de pobreza. En su intervención, Grassino ilustró lo que viene ocurriendo con la presencialidad en otros países y explicó que, en la emergencia, la alternativa es volver a la educación online, levantando un programa dirigido a garantizar que se cumplan el Estatuto Docente en esta modalidad, con derecho a desconexión, reclamando que el estado garantice la gratuidad, que se invierta en equipar a todos los docentes y alumnos, se garantice la conectividad, etc. Explicó a fondo la cuestión salarial y planteó un plan de acción cuyo punto de partida arranca con un paro con movilización el próximo 24 de febrero, fecha en que la docencia debería retornar a las escuelas. El PTS llevó la voz cantante opuesta, planteando “el regreso con condiciones”, invocando que la “opinión pública” condenará de “vagos” a los docentes. Este planteo fue rechazado por la mayoría delegados, quienes describieron, desde distintos ángulos, el cuadro ruinoso de las escuelas y la imposibilidad de cumplir con el “protocolo”. Hubo 39 intervenciones. Al final se impuso mayoritariamente la consigna: “en pandemia y sin vacunas garantizadas desde el Estado, no es posible el regreso presencial”.

Unidad de docentes y familias

Del Congreso participaron como invitados el secretario general de ADIUNT y tres representantes de las asambleas barriales de “padres autoconvocados” contra el regreso a las escuelas. Diego Toscano, de ADIUNT, explicó la imposibilidad objetiva, mientras dure la pandemia, de volver a la presencialidad en la universidad, en resguardo de la salud y la vida de docentes y estudiantes. ADIUNT es el único gremio en la provincia que ha dicho claramente no al regreso presencial en pandemia y sin vacunas.

Los padres que intervinieron en el Congreso destacaron las autoconvocatorias las condiciones de las escuelas y los debates donde la opinión mayoritaria es no enviar sus hijos a las escuelas, reclamando que el gobierno garantice la educación virtual. Hasta el momento, la asamblea más importante fue la realizada en Tafi Viejo, que bajo la lluvia reunió a 80 padres y madres. La convocatoria se difundió en toda la ciudad por los medios radiales y con un auto con sonido. Ya son una decena las comisiones de padres puesta de pie, pero hay medio centenar de asambleas convocada para debatir esta dramática situación.

Los padres son los aliados naturales de la docencia en esta lucha contra la presencialidad. La multiplicación, extensión provincial y masividad es una cuestión clave para sumar a la clase trabajadora a esta lucha. Es clave extender los pronunciamientos a los sindicatos combativos o a las agrupaciones opositoras, a las agrupaciones estudiantiles, estrechar los lazos con la Adiunt, que tiene por delante enfrentar el retorno a clases presenciales de los colegios y escuelas experimentales.

Cómo seguir

El Congreso adoptó distintas resoluciones. Entre ellas, publicar una declaración que contenga un llamamiento al paro y movilización del próximo 24, para difundirla en papel y por las redes. Concretar ese mismo lunes una conferencia de prensa. Un plan de abordaje a diferentes núcleos y referentes docentes para asegurar el paro y una movilización masiva. El Congreso votó realizar a su término una asamblea general con los presentes para definir las condiciones de prolongar el paro en los días subsiguientes o reagruparse y volcar un plan de organización para asegurar el no inicio el 1º de marzo.

El proceso en curso que se está desenvolviendo con la docencia autoconvocada es quizás con lo ocurrido con la docencia universitaria los procesos en el campo del movimiento sindical de Tucumán, los procesos más avanzados de organización independiente del estado y sus gobiernos y de todas las burocracias, de las que hoy dirigen los sindicatos y de las que se preparar para el recambio burocrático.

Este Congreso, en este sentido, estableció una clara delimitación con la denominada “Mesa de Unidad” que agrupa a un arco que va desde las 62 Organizaciones -afín al gobierno- a la izquierda agrupada en el FIT-U, todos partidarios del regreso “cuidado” a las escuelas. Esta “Mesa de Unidad” convoca, por su lado, también a un paro y movilización para el 24, pero para reclamar condiciones para el retorno y para que sean reconocidos en las negociaciones salariales que ha emprendido la burocracia de los sindicatos que integran el Frente Gremial Docente (ATEP-APEM-AMET).

En este escenario convulsivo, es preciso desenvolver a fondo las tendencias al agrupamiento independiente, combativo, autoconvocado, que está en desarrollo, teniendo presente que, en Tucumán, hay 2.500 escuelas y 30.000 docentes, y en consecuencia un enorme escenario al que hay que llegar y organizar.

El congreso ha votado grandes desafíos. Manos a la obra.

Suscribite a Política Obrera