Larreta desaloja brutalmente y detiene a otra madre en villa 31: ¡que aparezca la hija ya!

Escribe PdT (T) Villa 31

Tiempo de lectura: 3 minutos

Durante la madrugada de este jueves fue desalojada brutalmente del “Hotelito” de Villa 31 Carolina Soledad Duarte Dominguez, migrante paraguaya de 36 años, junto a sus ocho hijos. El desalojo fue ordenado por la fiscal Valeria Massaglia de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas (PCyF) N°15; durante el cual, más de una decena de policías de la Comisaría 1A golpeó y lanzó gases lacrimógenos contra la familia de Carolina y los manifestantes y activistas que se encontraban en el lugar.

Carolina quedó detenida hasta la noche de este viernes bajo las imputaciones de usurpación y desobediencia; sus hijos fueron puestos bajo la responsabilidad de una de sus tías por orden del juzgado; y una de sus hijas de 12 años de edad se encuentra desaparecida desde el desalojo.

“El Hotelito” es una dependencia del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ubicado en la Manzana 7 en el sector de La Containera, a un costado de la autopista. Fue pensado para alojar transitoriamente a familias que se encuentren dentro de los planes de relocalización o mejoramiento de vivienda. Cuenta con tres pisos que componen un total de 11 viviendas, muchas de las cuales se han mantenido ociosas durante largo tiempo desde su construcción. Por ello, es que frente a la crisis sanitaria, los cortes de agua y luz y el hacinamiento en la villa 31, distintas familias compuestas principalmente por mujeres en situación de violencia doméstica, ocuparon las viviendas vacías.

En octubre del año pasado, Horacio Rodríguez Larreta había reclamado el desalojo de Hotelito, petición que le concedió la jueza Carla Cavaliere del Juzgado PCyF N° 17. Fue suspendido luego de una orden cautelar que consiguieron las 58 personas que resistían al desalojo a través de la organización y la movilización.

Carolina había ingresado recientemente al Hotelito y se encontraba entre las familias legalmente protegidas por la cautelar, circunstancia que aprovechó el Juzgado PCyF N°15 para justificar el desalojo. Y una situación similar atravesó María Belén Guevara, militante del MTR 12 de Abril y madre de cuatro hijos que había ocupado una vivienda del plan de relocalizaciones del Gobierno de la Ciudad que se encontraba ociosa. Belén también había quedado detenida y fue liberada recientemente también gracias a las movilizaciones de organizaciones, activistas, vecinos y vecinas.

También 22 familias con más de 40 niñas y niños de un conventillo de La Boca quedaron en situación de calle luego de un desalojo el pasado miércoles 24 de febrero.

Tras el eslogan de “urbanización y relocalización” de las villas porteñas, se esconde el no tan secreto plan de excluir a los trabajadores y trabajadoras porteñas del derecho a la tierra, sobre todo cuando su metro cuadrado en villas como la de Retiro son valiosas para especulación y el negocio inmobiliario. En este contexto es que hace sólo una semana Larreta removió al militante PRO Juan Ignacio Maquieyra a cargo de la dirección del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), y fundamentalmente, a cargo de las relaciones políticas con los referentes de comités de crisis y organizaciones políticas de las villas porteñas. La política de negociación, cooptación y conciliación de Maquieyra con estas organizaciones al parecer no dieron resultados satisfactorios a Larreta. Presionados por sus bases, estos referentes han tenido que salir a apoyar (algunos a su pesar) las luchas por el derecho a la vivienda y la urbanización de su barrios.

  • Basta de desalojos contra las familias, mujeres y madres trabajadoras en Villa 31, La Boca y toda la CABA.
  • Triplicación de los subsidios habitacionales. Abajo los requisitos que excluyen a las familias de las villas su acceso (como facturas de servicios a nombre propio). El Estado es responsable del negocio punteril de ventas de contratos truchos de alquiler para acceder a los subsidios.
  • Apertura y entrega inmediata de las viviendas ociosas para las familias sin techo de Villa 31 y las villas de CABA.
  • Urbanización real de las villas. Basta de inundaciones, cañerías contaminadas con residuos fecales e incendios. Cloacas, agua potable y tendido eléctrico seguro. Plan de obras públicas y apertura de fuentes laborales.
  • Refugios saludables para las mujeres y madres de las villas de CABA. Que se remodele y acondicione la Casa de la Mujer de la Villa 31, propiedad del GCABA que se encuentra ociosa.
  • El Estado es responsable de la integridad de la hija desaparecida de Carolina y de que toda su familia quede en la calle.
Suscribite a Política Obrera