El 20 por ciento de los femicidas son represores

Escribe Olga Cristóbal

Tiempo de lectura: 1 minuto

Uno de cada 5 femicidios en la Argentina es cometido por integrantes de las fuerzas de seguridad. El 33 por ciento de los asesinos mató a la víctima con un arma reglamentaria. Solamente en AMBA, en una década, al menos 48 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas policías; 17 de ellas eran funcionarias de seguridad. Los datos surgen de una investigación del CELS.

En la Policía Bonaerense hay unos 60.000 hombres. Un informe de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense muestra que, desde 2013, uno de cada diez -6.000- fueron denunciados por violencia de género. Más de un 80 por ciento de los investigados permanecen en la fuerza.

El desglose detallado muestra que hubo 5.966 uniformados denunciados -entre 2013 y 2020- ante la Auditoría General de Asuntos Internos (eldiario.ar 18-2).

Durante los siete años relevados, se desprende que de los 5.966 sumariados sólo fueron sancionados y expulsados 984 (ídem). Eso significa que 4.618 todavía pertenecen a la estructura, lo que equivale a más del 80% del total.

Las penas expulsivas que puede recibir son la cesantía y la exoneración. Los cesanteados pueden pedir ser incorporados a la administración pública.

Al final de 2019, había casi 30 mil sumarios por distintas razones, casi un tercio del total del personal policial. Pero esos procesos luego no se tradujeron en sanciones firmes. Solo 2.000 de ellos fueron exonerados.

21 de los policías acusados por violencia de género trabajaban en una Comisaría de la Mujer y la Familia cuando fueron sumariados.

Suscribite a Política Obrera