Salta: movilización estudiantil por la inscripción inmediata en la UNSa

Escriben Nahuel Riquelme y Catalina López

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un numeroso grupo de estudiantes se movilizó el miércoles pasado al centro de la ciudad reclamando su inscripción 2020 en la UNSa. El año pasado, por la improvisación de la universidad ante la pandemia, la confirmación de la inscripción se hizo de forma virtual en cada una de las facultades con la presentación de todos los papeles digitalizados hasta noviembre. En la Facultad de Humanidades, en particular, una semana antes de la fecha de cierre, el Departamento de Alumnos había notificado el faltante de papeles o rechazo de los mismos, que en medio de la ASPO, hacía casi imposible conseguirlos a tiempo. Como resultado, más de 180 estudiantes quedaron afuera después de haber cursado el 80% de las materias, sin la posibilidad de rendir libre siquiera, porque no figuraban inscriptos en la Universidad.

De los 2.500 ingresantes a la facultad, las autoridades sólo confirmaron la inscripción del 20%, es decir, de 500 estudiantes; del resto, sólo 180 no pudieron hacerlo por “falta de papeles”. El año pasado le reclamamos al Consejo Directivo una nueva fecha para presentar papeles, a lo cual se negaron y patearon la decisión al Consejo Superior, que recién sesionará este año. Desde ese entonces hasta ahora, las autoridades no dan respuesta a este reclamo.

Es que este nuevo obstáculo burocrático, se suma al aceitado sistema de filtros que aplica en todas sus facultades, como los cursos de ingresos y su sistema de puntos, que va cambiando en cada facultad. No se puede compensar lo que no se aprendió en todo el secundario en tres o seis meses. La salida es un reforzamiento de los primeros años, con aumento de comisiones y profesores. Estos filtros también se vieron en el examen de medicina 2020, en el que desaprobó el 98% de los inscriptos y los propios docentes denuncian como un “colador”. Este sistema no es otra cosa que el resultado de la adaptación de las autoridades al vaciamiento universitario que no puede responder a las demanda, y su alineación con los gobiernos nacionales que han atacado a la educación publicas a través de los “recortes” del presupuesto. La virtualidad es otra muestra de ello, dado que no se destinó ni un peso para que los estudiantes puedan estudiar en esta modalidad durante la pandemia.

Exigimos la inscripción inmediata de los estudiantes. Una reapertura de las fechas de presentación de papeles. El reconocimiento del cursado 2020. Nos organicemos por esto y todas las reivindicaciones del movimiento estudiantil que se presenta y se van a presentar a medida que se viene una segunda ola Covid frente a la falta de infraestructura y condiciones para la presencialidad.

Suscribite a Política Obrera