La lucha de los residentes por salario y condiciones de trabajo

Escribe Florencia Suárez

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de la lucha de residentes de Nación por el pago de bonos adeudados, el cual se expresó el pasado viernes 26 en un paro y movilización frente al Ministerio de Salud, Política Obrera entrevistó a una residente del hospital Laura Bonaparte para que nos cuente sobre su situación.

¿Por qué paran?

Porque el Ministerio de Salud de la Nación nos adeuda un incentivo no remunerativo que representa hasta el 25% de nuestro sueldo mensual. Lo interrumpieron sin previo aviso a ningún residente, por lo tanto, en el mes de febrero solamente cobramos entre $36 y $40 mil, por jornadas muy extendidas, en pandemia, y sin la posibilidad de tener otro trabajo. Nos organizamos mediante el espacio de asamblea de Residentes de Nación en Lucha, el cual se sostiene periódicamente para la coordinación de todo lo pertinente a las residencias.

¿Cómo son las condiciones de trabajo de los residentes en hospitales nacionales?

Muy desgastantes. Estamos realizando guardias de 12 y 24 horas, con salarios por debajo de la canasta básica. Además, las residencias son de dedicación exclusiva por indicación del Ministerio, por lo que no se podría sostener otro espacio laboral; ni tampoco los horarios nos lo permiten.

¿Qué ocurrió luego del paro?

Tuvimos una reunión con el Director de Talento Humano del Ministerio, Emiliano López, con quien llegamos a ciertos acuerdos. El miércoles 3 tendríamos una fecha de pago del incentivo, que se realizarían mensualmente reuniones destinadas a generar una mesa de trabajo con el fin de abordar problemáticas de las residencias. Como la recategorización para aumentar el salario básico, el aumento del incentivo y su extensión indefinida, entre otras cosas. Luego de la reunión, el Ministerio informó que se cobraría el jueves 4 o viernes 5.

¿Qué perspectivas ves?

Más allá de la reunión, continuamos organizándonos. Se pactó una asamblea de residentes de Nación para el día 3, considerando que era el día que se nos debía informar la fecha de pago. De la misma se desprendió que, de no recibir el depósito para el viernes al mediodía, el martes se llamaría a paro de todas las residencias de Nación; con el fin de no opacar el 8M.

A su vez, estamos organizándonos para llevar todo lo necesario a la mesa de trabajo y avanzar con las tratativas del aumento del sueldo básico y condiciones generales de las residencias. El objetivo final es lograr un salario por encima de la canasta básica que refleje y sea acorde al trabajo que se realiza día a día.

Esta iniciativa de lucha de los residentes de Nación retoma la pelea que se dio durante el año pasado por el aumento del salario, que llego a unificar a Nación, Provincia y CABA, debido a que los salarios se encuentran muy por debajo de la canasta familiar. A un año de pandemia, esta situación no se ha modificado. En el caso de CABA, la paritaria todavía no cerró. Y las paritarias que cerraron en provincia por CICOP dejaron los sueldos bordeando la canasta de pobreza. Los residentes y el conjunto de los trabajadores de la salud tenemos esta lucha por delante, mediante los métodos históricos que llevaron triunfos para la clase obrera, la organización y la huelga, para lograr un salario mínimo equivalente a la canasta familiar, un aumento de emergencia y la reapertura de las paritarias.

Suscribite a Política Obrera