Apoyemos con pronunciamientos y movilizaciones a los compañeros de Siderar-Canning

Escribe Cristian Cañete

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este sábado 6, como en los sábados anteriores, se realizó nuevamente una mateada en la puerta de la fábrica ubicada en Canning, en el partido de Ezeiza, en apoyo a la lucha de los trabajadores que hace semanas vienen enfrentando 35 despidos y una rebaja salarial completamente arbitraria. En la jornada, donde tocaron bandas de rock, fue la oportunidad para que las familias y las organizaciones obreras y populares de la zona rodeen de solidaridad a los huelguistas, que continúan de paro por tiempo indeterminado. Algunas organizaciones llevaron donaciones, otras acercaron pronunciamientos. Una delegación de la tendencia del Partido Obrero (Ezeiza), del Polo Obrero Tendencia y de Tribuna Docente Tendencia nos hicimos presentes para respaldar esta enorme lucha.

El conflicto se acerca a momentos decisivos. El jueves pasado se realizó una audiencia en el ministerio de Trabajo, de la cual tomaron parte representantes del sindicato (UOM) y de la patronal, del cual no se conoce el acta. Los trabajadores se movilizaron para intervenir en la reunión pero les han dado la espalda. El día previo, el sindicato difundió un comunicado que lleva la fecha 2/2 donde expresa que se había logrado un acuerdo con la patronal en relación al encuadramiento en la rama 17 y la reincorporación de los despedidos, pero no así con el pago al 100% en sábado y domingo. Es necesario que se difundan las actas de los acuerdos que pudieran alcanzarse, firmado por todas las partes, no basta con comunicados del gremio. El rol pro patronal que viene ejerciendo la UOM por estas horas resulta inocultable. Está a la orden del día la convocatoria a la huelga general del gremio por el triunfo de la lucha de Siderar-Canning, el desarrollo de asambleas y plenarios para organizarlo, tareas que el sindicato que dirige Caló sigue ignorando olímpicamente. Mucho más necesaria es la deliberación en las demás plantas del pulpo Siderar, especialmente en las plantas de Varela y Ensenada que a pesar de que realizan tareas metalúrgicas (rama 17) como la planta de Canning, sus obreros ya han sido encuadrados en la rama 21 de Siderurgia, con salarios más bajos.

Por su parte el grupo Techint ha salido a los medios a señalar la posibilidad de que se produzca desabastecimiento de chapa, un insumo de los fabricantes de la línea blanca, entre otros.

Los 300 obreros mantienen inquebrantable el acampe en la puerta de la fábrica, el paro adentro, y preparan una nueva asamblea para torcerle el brazo a la patronal. El movimiento obrero tiene que acompañar la lucha para que los obreros triunfen.

Suscribite a Política Obrera