Yolanda Vargas: tras la conquista de su libertad, vamos por el cierre de la causa

Escribe Violeta Gil

Tiempo de lectura: 3 minutos

Luego de 23 días de movilizaciones, piquetes, asambleas y pronunciamientos por Yolanda, finalmente conquistamos su libertad.

Yolanda estuvo detenida en la penitenciaría de la ciudad de Orán desde el 9 de febrero y hasta el 4 de marzo pasado, luego de la muerte de sus dos pequeños hijos en el incendio que destruyó su vivienda en barrio Las Palmeras de Colonia Santa Rosa.

A la distancia, miles de trabajadoras y compañeras, cobijamos conmovidas a Yolanda entre nuestros brazos, cuando la vimos junto a su familia, sus compañeros y vecinos. Las imágenes del recibimiento recorrieron el país entero. Es que la batalla por su libertad fue abrazada como una causa propia por miles de compañeras desocupadas y precarizadas. Esta causa lleva en sus entrañas la confrontación que desenvuelven a diario los trabajadores y las trabajadoras contra el hambre, que ponen en pie comedores, ollas populares, que luchan por el derecho al trabajo de un lado, y del otro, un régimen social en descomposición, incapaz de garantizar trabajo, vivienda, educación y ni siquiera la vida.

Por esto, la libertad de Yolanda es un triunfo del método de las asambleas barriales, en los sindicatos, de los cuerpos de delegados que a lo largo y ancho del país se reunieron y discutieron plegarse a la lucha por su libertad, los piquetes y las movilizaciones que se realizaron en Colonia, en Salta, en Buenos Aires, solo por mencionar algunos. Por su libertad, se desplegó una fuerza elemental que solo puede ser desatada por la acción decidida de la clase obrera cuando se pone en marcha.

La libertad de Yolanda es un golpe a las maniobras de la fiscal Carreras que, incluso habiéndose cumplido los plazos formales para retener en prisión a Yolanda, solicitó la prisión preventiva. El repudio popular que esta maniobra produjo entre el movimiento de mujeres y sus compañeros, en el marco de una causa completamente irregular, terminó por hacer caer el pedido de la fiscal.

La fiscal Carreras ha manipulado el proceso de investigación desde el primer momento. Incurrió en la falsificación de testimonios para montar una causa contra Yolanda. Su accionar no es inocente, busca encubrir las responsabilidades del Estado en la situación de miseria social en la que viven centenares de trabajadoras. Ese Estado es el verdadero causante de la muerte de los hijos de Yolanda. Sus responsables deben estar en el banquillo de los acusados, no ella.

El régimen que pretende condenar a Yolanda privilegia la propiedad privada de la tierra para los capitalistas, para los patrones de las fincas que explotan a las obreras durante 12 horas por día a cambio de 700 pesos. La causa de Yolanda desenmascara la perversidad de un régimen social que condena a las mujeres trabajadoras a sobrevivir en la peor de las barbaries. Yolanda es la fotografía de miles de ellas que se organizan contra sus verdugos -los Sáenz, Guerra y Fernández.

Con Yolanda libre, se abre una nueva fase en la lucha que estará concentrada en derribar la causa trucha que la fiscal Carreras pretende montar contra nuestra compañera. En este terreno, la intervención de su abogado defensor, el Dr. Pablo Cardozo Cisneros, apunta a desmantelar la imputación que pesa contra Yolanda -abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo”. Decenas de vecinos ya se ofrecieron voluntariamente como testigos de la causa para desmentir las acusaciones de Carreras.

Por la absolución de Yolanda

De cara al próximo 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, en Colonia Santa Rosa, se prepara una movilización que convoque a todo el pueblo, ahora con Yolanda libre, la tarea fundamental es la de redoblar el reclamo por la caída de las causas que pesan contra ella. El estado no solo debe garantizar la asistencia psicológica de manera permanente para Yolanda, sino también, exigimos que le restituya una vivienda, con pleno acceso a los servicios. La asamblea de mujeres en Salta votó como una de sus consignas centrales la absolución de Yolanda. De igual manera, el próximo lunes las compañeras del Polo Obrero (T) de Avellaneda realizarán un piquete en el puente Pueyrredón exigiendo entre sus principales consignas la caída de todas las causas que pesan sobre ella.

Con la primera batalla ganada, junto a Yolanda en las calles, este 8 de marzo en todo el país preparamos jornadas masivas de lucha para enfrentar al contra el estado responsable de la miseria social que sufrimos las trabajadoras.

Suscribite a Política Obrera