Vacunación docente y no docente en CABA: las maniobras de Larreta

Escribe Darío Molinari

Tiempo de lectura: 2 minutos

La semana pasada, el GCBA, a través de diferentes voceros, ministros y miembros del ejecutivo habían informado que no vacunarían a la docencia en esta fase, independientemente de lo establecido en el Consejo Federal de Educación (CFE). Sin embargo, el 6 de marzo apareció en las casillas de correos de la docencia, la información de que se aplicarían las vacunas Sinopharm provistas por Nación, de forma escalonada para docentes y no docentes, estableciendo un empadronamiento. En una primera etapa, será destinada al personal de dirección, supervisión y gestión, docentes de inicial, especial y primario. Para el caso de este último nivel, solamente será aplicada a aquellos docentes que se desempeñen en el primer ciclo, es decir, que den clases en 1°, 2° y 3°.

Este cambio de rumbo, sobre el destino de las vacunas https://politicaobrera.com/politicas/4133-la-crisis-de-la-vacunacion-en-la-ciudad , responde al intento, por parte de Larreta, de maniobrar ante esta crisis vacunatoria. Ese intento tiene al menos dos aristas. En primer lugar, estaba el temor a una respuesta organizada por parte de la docencia, que ve cómo crecen los contagios en las escuelas de la ciudad a pocas semanas del inicio parcial de clases. Los casos ya se cuentan de a cientos. En segundo lugar, y por los mismos motivos –la reacción docente- la gobernación de Buenos Aires ya había comenzado con la vacunación. Es lo que motivó, también, la campaña de vacunación improvisada del Ministerio de Educación Nacional y el CFE, en el contexto de huelgas docentes y autoconvocatorias que rompieron el bloqueo de las direcciones sindicales burocráticas. Después de todo, la vacuna originada en China, no puede ser aplicada en mayores de 60 años. Esta partida de vacunas le sirvió a los diferentes gobiernos para intentar poner paños fríos a la lucha docente.

En la CABA, la vacunación, como ya se dijo, se realizará por etapas, y no se contempla a los estudiantes y familias. Tampoco existe una certeza sobre la cantidad de dosis que serán empleadas. Mientras Larreta anuncia la vacunación a la docencia, sigue la mora en la vacunación de trabajadores de la salud, adultos mayores y personas de riesgo.

La inmunidad de rebaño sólo será alcanzada a través de la vacunación masiva, la cual es incompatible con la orientación capitalista que pretende empujarnos a una convivencia con el virus, exponiendo la salud y la vida de las masas laboriosas. Es necesaria la más amplia deliberación y organización para poner en pie en la ciudad un movimiento de lucha por la vacunación a toda la población. En ese camino, ya se han lanzado a la lucha trabajadores de los hospitales: Moyano https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/4132-solidaridad-con-la-lucha-del-moyano , Alvear y Fernández https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/4134-medica-del-hospital-fernandez-muere-por-covid .

La inmunidad, sólo será alcanzada por la intervención de las y los trabajadores. Desde esta perspectiva ¡pongamos manos a la obra!

Suscribite a Política Obrera