El Día Internacional de la Mujer Trabajadora en Buenos Aires

Escriben Valu Viglieca y Javiera Sarraz

Tiempo de lectura: 4 minutos

En cada comedor se fueron juntando las compañeras y los compañeros para salir a marchar en el 8 M Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Las asambleas del Polo Obrero hace semanas que vienen discutiendo esta fecha como central, porque son mayoría las mujeres en las asambleas porque la detención – y posterior liberación- de Yolanda Vargas generó debates en todas y cada una de las asambleas. Las mujeres nos miramos en el espejo de lo que genera la miseria y el ajuste que recae sobre nuestras espaldas, dejando a los chicos solos para ir a cubrir una changa. El 8M se convirtió para el Polo Obrero Tendencia en una jornada por cada reclamo: comida para los comedores, puestos de trabajo, planes, el retorno de la IFE.

Las columnas de hasta 700 compañeras y compañeros llegaron al corte del Obelisco a las 15hs y la movilización llegó a superar los 2500 luchadores de distintas partes de Buenos Aires: Caba, Morón, Moreno, Hurlingham, Matanza, Merlo, Ezeiza, Berazategui, Varela, Quilmes, Perón, Lanús, Avellaneda, San Martín, San Isidro, San Miguel, Pilar, Escobar, José C. Paz. El Polo Obrero Tendencia crece velozmente al ritmo de la carestía y se forma en un programa de lucha. No había nadie en esa marcha que no supiera cuales eran las banderas que se iban a levantar.

Durante dos horas se sostuvo el corte que confluyó con el Plenario de Trabajadoras para movilizar a Congreso a la jornada convocada de distintos sectores del Movimiento de mujeres y el punto donde decenas de miles de mujeres sueltas, grupos de amigas, compañeras de trabajo se acercaron a manifestarse. Porque en este 2021 una mujer es asesinada cada 20hs. Porque la primera línea en la salud, en la docencia, en los comedores populares son mujeres a las que no se ha vacunado aún y que se mantuvieron firmes enfrentando las consecuencias de la pandemia.

¡¡Ni una enfermera, ni una maestra, ni una mujer muerta!!

El grito que levantó la columna del PDT En el Partido Obrero Tendencia. Se repartieron 10 mil volantes entre las columnas que llegaban a la Plaza de los Dos Congresos porque fuimos a llevar nuestra voz a las miles de mujeres que se acercaron. Este 8M estuvo marcado por un debate que no tiene en el centro a las mujeres mismas sino a las necesidades de las corrientes que lo defienden. Que si la Reforma judicial o si la revocabilidad de los cargos para garantizar que no haya una justicia patriarcal, lo que está claro es que si las mujeres no nos organizamos en los lugares de trabajo, de estudio, en los barrios nos van a seguir matando. La organización de las mujeres es la única salida para la barbarie en la que estamos metidas. En 2005 nuestra organización ya sostenía esa posición actualmente abandonada por el PO oficial.

Para preparar este 8 de marzo fuimos a las asambleas barriales y a nuestros lugares de trabajo a plantear bien concreto cómo tenemos que hacer para que las IVE se cumplan, lo mismo que cómo hacemos para que la violencia doméstica no siga acosando nuestras familias. Por eso levantamos bien alto las banderas por el Cumplimiento efectivo de las IVE. Las mujeres hemos sido las que sin mediadores hemos tenido que enfrentar toda la brutalidad de la violencia del Estado desde antes de la pandemia, pero de forma sostenida durante ella. Luchamos contra las redes de trata en Pilar y Escobar; por el acceso al agua en Lanús; la lucha por un plan de obra pública para acceder a puestos de trabajo en zona oeste de PBA; las que ponen a salvo a mujeres en condiciones de violencia en Villa 31; las que organizan ollas populares y exigen vacunas; y las que toman tierras para exigir el derecho a la vivienda como en Guernica y Perón. Las mujeres nos pusimos de pie en medio de los contagios de Covid para defender a la familia obrera.

Cómo marchamos

Una columna encabezada por compañeras cantó y se hizo escuchar durante toda la movilización, decenas de pancartas, muchas escritas a mano reclamaron el desprocesamiento de Yolanda Vargas y en la Villa 21 24 las compañeras pintaron una bandera pidiendo por ello. Tambores y trompetas acompañaron las consignas que se cantaron a viva voz. Nuestra Columna entró a Congreso y se retiró hacia Corrientes y Paraná luego de piquetear Politica Obrera y agotar los miles de volantes a realizar un acto. “Vinimos acá después de semanas de discutir en los comedores, porque están planteados todos nuestros reclamos, porque este Estado al que algunas quieren proteger dejó de bajar comida en los comedores mientras no tenemos qué darle de comer a nuestras familias” se refirió Eva Gutiérrez a la inmensa columna del Polo Obrero Tendencia que asentía y aplaudía reconociéndose en ese recorrido con el que prepararon la jornada del 8.

Para cerrar el acto la Olga Cristóbal, dirigente nacional y fundadora del Plenario de Trabajadoras Tendencia denunció el uso de la pandemia para ajustar y atacar aún más a las mujeres, para reforzar la doble opresión y denunció: “En vez de garantizar vacunas para todos quieren que volvamos a la nueva normalidad, donde las maestras se van a jugar la vida enfrente del aula... quiere decir que los niños van a contagiar a sus abuelos, quiere decir que los trabajadores van a estar en las fábricas sin que ningún protocolo les garantice la vida. Un régimen social que no garantiza la vida de sus esclavos debe ser demolido y debe pasar al basurero de la historia y cuando esto sucede las mujeres decimos presente”.

Suscribite a Política Obrera