¡Trotta, Alberto, Trotta! Ni minería a cielo abierto, ni ajuste contra los salarios

Escribe Iván Marín

Tiempo de lectura: 4 minutos

Como ocurriera con el ministro de Educación, el presidente de la Nación también tuvo que escapar de manifestantes en Chubut. Denuncian infiltrados en los incidentes. La Uocra volvió a reprimir. El lunes el pueblo se moviliza a Casa de Gobierno.

Otra jornada caldeada se vivió en Chubut, esta vez en la localidad cordillerana de Lago Puelo, adonde se acercó el presidente Alberto Fernández para recorrer con el gobernador Mariano Arcioni la zona devastada por los incendios. Lo hizo en helicóptero ya que por tierra apenas pudo moverse debido a una manifestación del movimiento No a la Mina. Similar a lo que sucedió con el ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta, semanas atrás, el Presidente tuvo que escapar a las apuradas del lugar e incluso suspender una conferencia de prensa. En la huida un grupo de infiltrados rompió los vidrios de la camioneta de Parques Nacionales en la que se trasladaba el mandatario nacional, según denuncian los propios manifestantes. La indignación y bronca contra el accionar del Estado se acrecienta con el pasar de los días. Con el pasar de las horas los incidentes en Lago Puelo profundizaron la crisis política provincial, con pases de facturas entre el gobierno nacional y el chubutense.

“Hubo una convocatoria espontánea a la Escuela 108 de vecinos”, nos relata Valeria, integrante del movimiento “No a la Mina”. Allí se tenía que hacer presente Fernández. “Lo primero que nos encontramos fue con mucha gente de la UOCRA en actitud patoteril”, agrega. En principios se trataría de dos micros llevados al lugar desde Esquel (160 km, aproximadamente). En Lago Puelo el grupo fue recibido por punteros políticos de la localidad, denuncia en un video un reportero gráfico que fue agredido por la patota sindical. La conducción de la UOCRA no solo fue a brindar su apoyo al Ejecutivo nacional, sino que es históricamente ferviente agitadora a favor de la megaminería. En noviembre de 2012 patotearon brutalmente a militantes del “No a la Mina” afuera de la Legislatura del Chubut, en Rawson.

Valeria nos comunica que desde las inmediaciones de la escuela trasladaron al presidente a la Casa de la Cultura, a 5 cuadras del lugar. Fue la primera huida presidencial de la breve jornada. Allí Fernández, en un escueto encuentro con periodistas de tan solo 3 minutos, se desligó cínicamente de la cuestión minera en la provincia: “No es mi tema, lo deben resolver los chubutenses”, afirmó. Según trascendió en distintos medios, la conferencia de prensa se suspendió por el clima hostil de la población hacia el mandatario.

Del Gol blanco a la Duster Gris

Los manifestantes al llegar a la Casa de la Cultura volvieron a expresar su repudio a la política prominera nacional y provincial. “La gente se caldeó cuando empezó a cantarse ´Fuera Arcioni”, nos informa Martín, miembro de la Asamblea Comarcal contra el Saqueo y periodista en la Fm comunitaria Alas de El Bolsón. Y continúa con su descripción de los hechos, agregando que dos tipos se encontraban a la izquierda de la manifestación en una Renault Duster gris. “Algunos compañeros empezaron a golpear los vidrios de la secretaría de Cultura, luego se corren para atrás, ahí se abre la puerta, se arma cordón policial (para que salga Fernández) y vuela desde otro sector la primera piedra. Avanzan rápido los funcionarios, le abren la puerta de la Trafic, se empiezan a subir, y empiezan a caer piedras”. En ese instante, “un vecino se da vuelta -continúa- y se da cuenta que estaban tirando estos dos. Y una compañera dice, ´che, estos no son nuestros”. Fue entonces cuando un grupo los mira y va en busca de los sujetos, que huyen del lugar a toda velocidad entre los manifestantes. “Yo les vi la pinta, son milicos de civiles. Estaban reprolijitos vestidos, flacos, altos, pelo corto”, finaliza.

Ni bien se tomó dimensión de las consecuencias catastróficas del incendio, un verdadero crimen social responsabilidad del Estado, comenzó una nueva campaña racista de los grandes capitalistas y terratenientes de la zona, y a nivel nacional, contra los pueblos originarios, basada en datos carentes de toda rigurosidad. El primero de ellos es el de un supuesto Gol blanco perteneciente a la comunidad Gallardo Calfu, a quienes acusan como posibles autores de algunos de los incendios. Además, vuelven a vincular a la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) con los atentados, quienes se desligaron de los mismos en comunicación con el medio “En estos días”. Es que los sabotajes de la RAM en ningún caso son contra el territorio, más allá de lo que se pueda pensar sobre este accionar.

¡El lunes todos a Casa de Gobierno!

En una asamblea de vecinos autoconvocada ayer en Trelew se ratificó la votación realizada en el corte de Ruta 3 hace una semana atrás: movilización provincial a Casa de Gobierno en Rawson. Será este lunes 15 de marzo a las 17 horas en Fontana 50. “¡No a la megaminería ni al ajuste! ¡Justicia por las víctimas de los incendios en cordillera y comisión independiente que investigue a sus responsables!”, son algunas de las consignas de la convocatoria que se expusieron en la asamblea. Luego se movilizó por las calles céntricas de la ciudad. A medida que pasaban los minutos se fue sumando más gente, hasta terminar en la peatonal Gazin, donde se grabó un video en solidaridad con el pueblo cordillerano afectado por los incendios. “Comarca escucha, tu lucha es nuestra lucha”, cantaron más de 600 personas.

Si el Gobierno no vuelve a recular, el martes 16 se tendría que tratar el proyecto de zonificación minera. Por lo que una movilización multitudinaria es fundamental para frenarlo. Se prevé que ese martes se paralice nuevamente la provincia, que se encuentra quebrada económicamente y con abultadas deudas a sus trabajadores y proveedores. ¡Por la huelga general en defensa del medio ambiente y los salarios!

Suscribite a Política Obrera