Nuevo recule de Arcioni con la megaminería en Chubut

Escribe Iván Marín

Tiempo de lectura: 2 minutos

No se tratará mañana en la Legislatura. Se profundiza la fenomenal crisis política provincial y los cortocircuitos con Nación. Fueron liberados los compañeros detenidos por el repudio a Alberto Fernández en Lago Puelo.

Como era de esperarse, tras el escándalo nacional por el repudio popular a la presencia de Alberto Fernández en cordillera, se volvió a suspender el tratamiento legislativo del proyecto de zonificación minera, previsto para este martes. En Labor Parlamentaria esta mañana lo retiraron del Orden del Día pero no lo dieron de baja aun, por lo cual podría ser tratado en cualquier momento. Un sector del PJ-kirchnerismo provincial responsabiliza al gobierno de Chubut, en especial a su ministro de Seguridad, Federico Massoni, por no proteger al presidente Fernández de los manifestantes en cordillera. El funcionario provincial respondió atribuyéndole toda la responsabilidad a la comitiva presidencial, en especial al diputado nacional, Santiago Igón de La Cámpora, y al intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, y ordenó una cacería contra los manifestantes, deteniendo a 5 de ellos, que fueron liberados a las pocas horas.

En conferencia de prensa Massoni reconoció que la Duster gris pertenece a la Policía del Chubut y que policías de civil se encontraban entre los manifestantes. El repudio popular a la presencia de Fernández en cordillera por el tema de los incendios echó más leña al fuego de la convulsionada política provincial. Chubut es un hervidero hace más de 3 años por las políticas de ajuste que lleva adelante el Gobierno y los intentos de instalar la megaminería, prohibida por ley. La respuesta de la comunidad chubutense en solidaridad con las víctimas por los incendios cordilleranos contrasta con el rechazo a la dirigencia política patronal, por lo que se impulsan campañas en ayuda a estos sectores con total independencia del Estado.

Mientras se publican estas líneas se estarán llevando adelante movilizaciones en toda la provincia contra la megaminería, previstas antes de que se suspendiera su tratamiento legislativo. Hay que seguir desarrollando las autoconvocatorias en todo el territorio. En especial en cordillera asambleas populares deben dar paso a la exigencia de una comisión de investigación independiente para encontrar a los responsables del crimen social por los incendios, que no es otro que el Estado, -en sus distintos estamentos, nacional, provincial y municipales. En los lugares de trabajo también hay que autoconvocarse y coordinar asambleas generales en todas las localidades contra las políticas de ajuste que no solo carcomen los bolsillos cada vez más sino también contra al desfinanciamiento de la salud, educación y demás servicios estatales como el combate del fuego. El gobierno no puede tratar la megaminería en Legislatura porque es consciente de su debilidad y de que hay un pueblo movilizado, por lo que se hace imprescindible tener una orientación para articular las luchas. ¡Por la huelga general en defensa del salario y del medio ambiente!

Suscribite a Política Obrera