Santa Fe: Perotti y Alesso cierran acuerdo, los reclamos siguen pendientes

Escribe Germán Lavini

Tiempo de lectura: 3 minutos

Apenas el voto de las bases logró imponer el rechazo de la propuesta del gobierno y votar la huelga, con no inicio del ciclo lectivo y dos paros semanales de 48hs, desde ese preciso instante, el gobierno y la conducción celeste de Amsafe pusieron en pie el operativo para quebrar el plan de lucha y consumar la entrega que finalmente se concretó la mañana del sábado 20/3.

Una resolución del plenario de los 19 delegados seccionales, había condicionado las 48hs de la segunda semana de paros, a una convocatoria del gobierno, o sea, un mecanismo para levantar sin mandato, una ofrenda a Perotti. Las huelgas habían recibido el voto favorable de miles de docentes.

Tras acatamiento total de las primeras 48hs de huelga en toda la provincia, Perotti convocó a la Amsafe y puso a consideración la misma propuesta que ya había sido rechazada. Una movida de lugar de unas comas fue suficiente para que la Directiva de Amsafe pusiera en la agenda la oferta "superadora".

La "nueva" propuesta, repite el 35% en tres tramos, adelantando el segundo monto del 8% de julio a junio. Ratifica un 18% en marzo y un aumento anual que en promedio es inferior al 28/29%. No recupera lo perdido en 2020, y carece de cláusula de actualización, frente al aumento desbocado de la inflación proyectada en el 50%. La promesa de volver a juntarse en octubre es una cáscara vacía – un mes antes del fin de las clases.

El resto de "la oferta superadora" decora el texto anterior. Promete la creación de horas y cargos, una enorme canallada cuando la paritaria ignoró las 500 des-titularizaciones de trabajadores de la educación que acaba de ejecutar el gobierno Provincial. Otro saludo a la bandera es el adelantamiento de la toma de posesión y concursos, de junio a mayo, o la conformación de una comisión que estudie la posibilidad de blanqueo de las sumas en negro del año pasado, un paga dios.

Aprietes, extorsiones de retirar las dispensas COVID, amenazas de descuento y el anuncio de recurrir a mecanismos legales para forzar el levantamiento, fueron los recursos del gobierno con la complicidad de Amsafe. La burocracia se avino al ultimátum de que si se volvía a rechazar la oferta, se levantaría la paritaria como ocurrió el año pasado. Esto, sumado a la incorporación de 6000 votos más de una votación a otra (todos por la aceptación), encausaron la entrega, que desembocó con 17.507 votos por aceptación y 11.459 por el rechazo. El Frente 4 de abril La Capital, ha planteado el reclamo de que se pueda conocer cómo votó cada escuela, ya que por el mecanismo de funcionamiento virtual esta verificación es imposible.

Una fórmula explosiva: los reclamos siguen pendientes

Lo que la burocracia y el gobierno pretenderán mostrar cómo un acuerdo con holgado margen de aceptación, es precario. Ni por lejos soluciona la penuria salarial, que sigue forzando a la docencia al doble cargo y a la sobrecarga laboral, mientras se deja afuera a 500 docentes destitularizados, la situación de reemplazantes continúa siendo desesperante, con dispensas que en muchos casos no serán cubiertas. Cuando no está garantizada la vacunación para toda la población educativa. Con protocolos que transfieren la responsabilidad de un regreso a la presencialidad inviable "presencialidad cuidada" sobre directivos y docentes. Además que se trata de un acuerdo paritario que ignoró lo fundamental, los peligros de la presencialidad en pandemia, que ha disparado los contagios en la provincia y el país, que suma cada día centenares de burbujas aisladas y cierre de establecimientos, una situación insostenible que pone en debate la necesidad de la urgente suspensión de la presencialidad.

La burocracia Celeste, opera como una trituradora de las aspiraciones de los trabajadores de la educación que deciden enfrentar al gobierno. Para retomar el camino hacia la huelga educativa por la suspensión de la presencialidad en pandemia, por la vacunación masiva, por el salario, para quebrar el ajuste de Perotti, la lucha deberá plantear también remover el lastre de la burocracia celeste. De estas contradicciones explosivas, se desprende el programa sobre el que se edificarán las luchas venideras por la salud, la vida, las condiciones de trabajo y el salario.

Suscribite a Política Obrera