Complicidad de UNTREF ante acosos y despidos

Escribe Ariel Linares

Tiempo de lectura: 1 minuto

El despido de las docentes Marina Rieznik, Laura Esteras y Carla Lois, sigue sin respuesta de parte de las autoridades de la UNTREF.

El accionar de Mariano Sardón, coordinador de la carrera de Artes Electrónicas de la Untref en que se desempeñaban las compañeras, reúne tres elementos: la discrecionalidad de las camarillas académicas y burocracias en la administración de recursos, la difusión casi infinita del trabajo precario o en negro dentro de las instituciones educativas universitarias, y el perverso descaro con el cual se mueven los acosadores aprovechando sus pequeñas –o grandes- cuotas de poder. Sardón acosó durante todo el 2020 a Marina Rieznik y luego de más de una docena de rechazos a sus avances impropios, éste decidió echarla a ella y a sus compañeras. Sardón sigue dando clases, con anuencia por parte del rector de la Universidad, Aníbal Jozami.

Las profesoras despedidas realizaron su primera denuncia el 5 de marzo (https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/4122-despidos-y-acoso-contra-docentes-de-la-untref). Pocos días después, la encargada de asuntos académicos Diana Weschler las recibió muy amablemente, las escuchó con atención, y quedó en responder a la brevedad… Sin embargo, la respuesta nunca llegó ni contestó los mails de las docentes. Tampoco se han comunicado con las profesoras otras autoridades ni directivos de la Universidad.

Las profesoras tienen elementos de sobra para denunciar: fueron tomadas en negro, sin firmar contrato, se les pagaba menos que otros docentes en igualdad de funciones, se les adeudan pagos, y la cabeza del equipo docente fue insistentemente acosada por su jefe. Frente a este panorama y la falta de respuesta, las profesoras están accionando legalmente contra la Untref, presentando, a través de su abogado, una demanda por “fraude laboral y despido encubierto en situación de acoso sexual”.

La situación denunciada por Marina Rieznik contra Mariano Sardón motivó que otras cinco mujeres se hayan animado a hablar bajo el compromiso de confidencialidad, y contaran de otras situaciones de maltrato y despidos por parte del mismo personaje.

Reclamamos la reincorporación de las tres compañeras despedidas y la separación del acosador Mariano Sardón, y responsabilizamos a las autoridades de la UNTREF por la complicidad con Sardón.

Foto Mensaje de texto

Suscribite a Política Obrera