Causa FUBA: nuevo revés judicial para Barbieri y Franja Morada

Escribe Fede Fernández

Tiempo de lectura: 3 minutos

La Cámara Criminal y Correccional Federal, a cargo de la denuncia contra los ex presidentes de la FUBA Julián Asiner y Adrián Lutvak, ha declarado la nulidad de la indagatoria tomada por el juez de primera instancia a pedido del fiscal Marijuán. De esta forma, y teniendo en cuenta que la propia indagatoria había derivado en el sobreseimiento de los imputados por la mayoría de las cargos, esta determinación del tribunal coloca al conjunto de la causa al borde del cierre y el sobreseimiento completo.

Los jueces Irurzun, Farah y Bruglia han calificado a las acusaciones formuladas por Marijuán y el denunciador Ricardo Monner Sans (viejo ladero de Franja Morada) de “erráticas y confusas” dando cuenta que las pretensiones de judicializar a dos ex-presidentes por el conjunto de la experiencia de la recuperación de la FUBA desde el 2001 hasta el 2018 no tiene asidero. La causa penal fue el artilugio al cual recurrieron Franja Morada y la UES (PJ-K) para legitimar el golpe que urdieron en la FUBA en junio de 2018 con el beneplácito del Rectorado de Barbieri, pronto aplastado por la rebelión universitaria que se desató apenas dos meses más tarde. Esa rebelión se tradujo parcialmente en las elecciones de septiembre de ese año. La UJS conquistó el masivo Centro de Estudiantes de Medicina agitando el “Fuera Macri, fuera Nuevo Espacio (Franja Morada y PJ)”.

Finalmente Franja Morada consiguió “recuperar” la dirección de la FUBA, no en 2018 sino en 2019 – justo cuando el macrismo se derrumbaba a nivel nacional. Durante la pandemia, esta conducción adicta al Rectorado forzó a los estudiantes de Medicina a hacer pasantías gratuitas en los dispositivos Detectar del gobierno porteño (canjeadas por la validación del último trayecto de la carrera) y entregó al resto del movimiento estudiantil a la desorganización, la deserción y la “meritocracia” de contar con los recursos para estudiar, o no. Esta política contó con la complicidad de un arco que va desde el kirchnerismo y la Mella a la UJS oficialista, que no dudaron en prorrogar el mandato de la Franja en la FUBA y los centros sin pasar por ningún Congreso ni asamblea.

Abajo las sanciones en la UBA

Sin embargo, y a contramano de todas estas definiciones de la Justicia, el Rector Barbieri dispuso a principio de este año sanciones internas de la UBA a Julián Asiner, Manuel Vigil y Victoria Cardillo en represalia por las movilizaciones del 2018, que defendieron a la FUBA del fraude morado-pejotista. Desairado en los tribunales, en este sumario el Rectorado se reserva el derecho de ser juez y parte y aprovecha esa discrecionalidad para avanzar, en plena pandemia, con represalias contra docentes y estudiantes por luchar. Es un claro mensaje destinado a quienes nos organizamos contra la presencialidad criminal en el Buenos Aires y en el resto de los colegios preuniversitarios, contra los despidos en el CBC, en defensa del salario docente y contra el abandono completo de la UBA en su responsabilidad de garantizar las condiciones de estudio y de trabajo en la virtualidad. Estas sanciones hoy se encuentran en pedido de reconsideración y en última instancia deberán ser tratadas por el Consejo Superior.

La nulidad de indagatoria conquistada en la Justicia Federal refuerza la campaña por el cierre definitivo del sumario en la UBA y por el fin de todas las represalias contra la organización independiente de estudiantes y docentes. Nuestra pelea contra las sanciones es a la vez un llamado a todo el movimiento estudiantil a defender su derecho a la protesta y a ponerse de pie junto a la docencia para enfrentar la imposición de la presencialidad educativa por parte de los gobiernos y el gran capital. Como hacen los trabajadores de la salud de Neuquén en estas horas, el método es el de las autoconvocatorias. Organicemos asambleas en las facultades y recuperemos nuestras herramientas gremiales para esta lucha.

Firmá el petitorio contra las sanciones en la UBA: https://forms.gle/QWegiX65Tr1PUn849

Suscribite a Política Obrera