The Lancet: “El cierre de escuelas ha contribuido a reducir la circulación del coronavirus”

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

The Lancet es una de las revistas científicas más importantes del mundo, ha publicado un estudio que confirma los riesgos que implica la reapertura de las escuelas y, asimismo, que el cierre contribuye a reducir su circulación. El estudio, publicado el pasado 10 de abril, fue corroborado de manera “ciega”, lo que significa que las evaluaciones de los estudios científicos se ponen a consideración de otros investigadores sin que se conozca quién es el autor o que éste conozca a los evaluadores, para garantizar la imparcialidad de su evaluación.

La conclusión de la investigación -validada por la comunidad científica- indica que las clases presenciales son un alto vector de contagio intracomunitario, contradiciendo las afirmaciones de diferentes Gobiernos que impulsaron la presencialidad escolar.

En base a datos estadísticos recogidos en el Reino Unido, la investigación publicada señala que “tras la reapertura limitada de las escuelas, las infecciones aumentaron drásticamente en los niños de la escuela primaria y en los adultos de entre 35 y 49 años, en consonancia con la mayor asistencia en las escuelas primarias (27%) y los primeros años (61%)”. El estudio advierte que “sin mitigaciones adicionales, es probable que aumente la transmisión, esta vez con variantes más infecciosas y posiblemente más virulentas, lo que resultará en más bloqueos, cierres de escuelas y ausentismo. Incluso cuando se suponía que las escuelas debían estar completamente abiertas, en los puntos de alta transmisión comunitaria, el 22% de los niños de la escuela secundaria no asistían debido al autoaislamiento. En algunas áreas, la asistencia era tan baja como el 61%”.

Las proyecciones de la Universidad de Warwick y del Imperial College de Londres estiman “al menos 30.000 muertes más por COVID-19 en los escenarios de reapertura propuestos. A lo largo de febrero de 2021, a pesar de que había menos estudiantes en la escuela en este momento, el personal docente tenía un mayor riesgo de infección. Los brotes escolares recientes en el norte de Italia, donde prevalece la variante B.1.1.7, también son preocupantes” (ídem). En una localidad de Italia, Corzano (Brescia),se registraron 140 positivos y el 60% son estudiantes de primaria y jardín de infancia, que a su vez contagiaron a sus familias. “Tenemos Covid en tres de cada cuatro casas”, sinceró el intendente de la localidad. Antes, un estudio publicado por el Financial Times (30/3) había advertido, en relación al Reino Unido, que “la reapertura de las escuelas ha jugado un rol significativo en retardar la baja de casos de Covid-19”.

La investigación desmiente que las escuelas “no contagian”. Por el contrario, “los cierres de escuelas primarias y secundarias se han asociado con reducciones sustanciales a lo largo del tiempo en el número de reproducción efectiva (Rt) en muchos países (incluida Inglaterra) y períodos de tiempo. Por el contrario, los datos de la Encuesta de Infección COVID-19 2020 de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) muestran que la prevalencia de la infección entre los niños de 2 a 10 años (2%) y de 11 a 16 años (3%) aumentó por encima de la prevalencia de todos los demás grupos de edad antes de las vacaciones de Navidad de 2020 (…) abrir las escuelas que ahora no cuentan con medidas mitigadoras sólidas probablemente llevarán a que Rt (tasa de contagios) supere 1 en casi todos los escenarios” (The Lancet, 10/4).

Entre el 12% y el 15% de los niños de escuela primaria y secundaria tenían uno o más síntomas persistentes 5 semanas después de la infección. Al contribuir a una alta transmisión comunitaria, también proporciona un terreno fértil para la evolución del virus y nuevas variantes. Se concluye que “dada la incertidumbre sobre los efectos a largo plazo en la salud de la infección por SARS-CoV-2, no sería prudente dejar que el virus circule en los niños, con el consiguiente riesgo para sus familias” (ídem).

Suscribite a Política Obrera