El sindicato aceitero de San Lorenzo vota un paro de 24 horas contra la patronal de Buyatti

Escribe Cacho Calarota

Tiempo de lectura: 1 minuto

Una asamblea de delegados aceiteros realizada el viernes 16, resolvió un paro de 24 horas por la situación de los obreros de Buyatti. La medida comenzaría a partir de finalizada la asamblea, de acuerdo a los distintos procesos operativos de “parada segura”, en palabras de Reguera.

En pleno transporte de cosecha gruesa, en pocas horas se acumularon gran cantidad de camiones en los accesos, de la ruta 11 y autopista Rosario-Santa Fe. La Cámara Industria Aceitera (CIARA) levantó los teléfonos del gobierno nacional para poner el grito en el cielo. Pocas horas después, de manera previsible, Perotti decretaba la conciliación obligatoria. Hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo Provincial, el miércoles 21, sin resultados, pasando a otro cuarto intermedio para el martes 27. Los grandes pulpos agroexportadores demuestran que tienen de rehén al gobierno nacional y provincial

Hace más de 20 años que Buyatti viene extorsionando a sus obreros, pagando por debajo del convenio y presentando concursos preventivos de crisis. En 2012, el gremio aceitero hizo votar una cuota solidaria del resto de los obreros para completar un sueldo para sus compañeros de Buyatti que se acercara al de convenio.

A fines del 2020, la patronal cerró su fábrica en Puerto San Martín y se llevó maquinarias a su planta de Reconquista. Hubo innumerables marchas, acampes y piquetes. Perotti cede la policía para custodiar internamente la fábrica desde diciembre del 2020.

A los trabajadores les corresponde: el 100% de indemnización actualizado, de acuerdo a los convenios colectivos desde hace 20 años, y la reubicación efectiva de los obreros de Buyatti en el resto de la empresas aceiteras que conforman la Cámara.

Se han agotado los “fuegos de artificio”, como el paro de la CGT del 19 de marzo, que solamente cumplió parcialmente el SOEA y con 24 horas el SITRAM de San Lorenzo.

Suscribite a Política Obrera