Justicia por Yanina Miranda

Escribe Itati Asis

Fue femicidio, el Estado es responsable.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 25 de noviembre del 2018, Yanina Dalma Miranda mujer trabajadora y mamá del distrito de Escobar, fue atacada por Juan Carlos Monjes, quien la roció con alcohol y la prendió fuego. Días después, el 1 de diciembre, producto de las heridas, Dalma falleció. En junio se llevará adelante el juicio que dictará condena al femicida, la familia exige cadena perpetua.

Después de innumerables denuncias por violencia, y a pocos días del cumpleaños de 15 de su hija mayor, Yanina fue atacada ferozmente en su casa del barrio “Villa Bourdet” por su pareja, Monjes, quien la prendió fuego. Dalma fue internada, con gravísimas quemaduras, en el Hospital Herill de Escobar.

A partir del momento de ataque, el Juez Marino-del Juzgado de Garantías N°3 de Escobar- decidió que no había pruebas suficientes para detener a Monjes; incluso cuando fue la propia familia quien le mostró al juez fotos de Yanina desfigurada por los numerosos ataques que había recibido durante años por Monjes. Inclusive, Marino llegó a desestimar la gravedad del estado de Yanina, quién permanecía internada en terapia intensiva con el 45% de su cuerpo quemado. Fue entonces, que la familia empezó a convocar a marchas a la fiscalía, exigiendo la detención de Monjes.

El 1º de diciembre del mismo año, Yanina fallece producto de las gravísimas heridas. Sin embargo, el femicida continuaba en libertad y declarando que “ella misma se había infringido las heridas”. Por ese motivo, la familia redobló la lucha organizando movilizaciones y piquetes en la puerta de la fiscalía. Frente a la insistencia de los familiares de Yanina por la inmediata detención de Monjes, el juez Marino los amenazó con “llevarlos presos” por disturbios.

Finalmente, y después de la tenaz lucha de la familia, 15 días después de fallecida Yanina, el 16 diciembre del 2018 Carlos Monjes fue detenido e imputado por femicidio.

El Juicio se llevará adelante los días 14, 15, 16, y 17 de junio; y será por jurados. La familia exige para Monjes la pena de cadena perpetua.

Claramente, el Estado es responsable del femicidio de Yanina. Fue el Estado quién, frente a las innumerables denuncias por violencia que realizaron Yanina y su familia, dejó en libertad al violento Carlos Monjes, quien finalmente logró su cometido quitándole la vida a Yanina. No se trata de un Estado ausente, sino de un Estado responsable de garantizar la impunidad de violentos y femicidas. En Escobar, esto está claro, ya que son muchos los casos de femicidio que han quedado impunes a manos de los mismos jueces y fiscales que “atienden” el caso de Yanina. Son los mismos que hoy hacen alarde de la formación en “perspectiva de género” (Ley Micaela) que reciben los funcionarios locales desde el Gobierno Municipal de Ariel Sujarchuk. Es el mismo gobierno que no garantiza ni trabajo, ni asistencia psicológica, ni vivienda, ni resguardo a las víctimas de violencia.

Desde el Plenario de Trabajadoras (tendencia), nos solidarizamos con la familia, la cual, no sólo afronta el terrible dolor de perder a Yanina, sino que tuvo que enfrentarse al Estado y al Poder Judicial, soportando aprietes y amenazas por parte de los funcionarios locales, para lograr la detención de Monjes.

Nos sumamos a la campaña por la exigencia de “Justicia por Yanina-perpetua para Monjes” y llamamos a todas las organizaciones independientes y de lucha, y al pueblo trabajador de Escobar y Zona Norte, a acompañar esta campaña hasta que sea efectiva la condena al femicida.

Suscribite a Política Obrera