Ataque a mujer trans en Pilar

Escriben Juan de Pilar y Agustina Llanes

Tiempo de lectura: 2 minutos

El martes, alrededor de las 22, fue atacada a balazos una mujer trans de 34 años que trabajaba en la llamada “zona roja” de Del Viso por un cliente que se negó a pagarle por sus servicios. La mujer debió ser hospitalizada en el hospital Mercante en José C. Paz, donde continúa internada. Su agresor está prófugo.

La zona donde ocurrió el ataque se ubica sobre la ruta 8, entre el cruce con la ruta 26 y la calle Mar del Plata. Ese es el lugar “asignado” de manera informal para que las mujeres trans puedan “trabajar” y así “regular”, por medio de la propia policía. Discriminadas del mercado laboral, la prostitucion es la única manera de subsistir para estas mujeres. Los altos índices de desocupación, desempleo y pobreza en el país, hacen que la posibilidad de un empleo formal para esta comunidad sea imposible.

Cupo laboral trans

En 2015 se aprobó en la provincia de Buenos Aires la ley de cupo laboral trans, que establece que el sector público debía tener un porcentaje de empleados trans no menor al 1%. En 2020, Alberto Fernandez la extendió al Estado nacional. Sin embargo, su aplicación está en veremos, mientras una innumerable cantidad de mujeres son obligadas a recurrir al comercio sexual para sobrevivir. Esta cuestión tiene un interés común para todos los trabajadores, la situación de explotación, miseria y vulnerabilidad a la que son expuestos algunos sectores arrastra las condiciones laborales generales hacia un retroceso. El convertir en una alternativa (prácticamente única) a la explotación sexual, vuelve comparable esa alternativa con cualquier otra variable laboral, que puede obviar lo sexual pero empeorar el salario, las horas de trabajo, las condiciones generales, etc. y aun así seguiría siendo una alternativa frente a la prostitucion -regulada o no-; que a su vez, es el factor determinante para llevar la expectativa de vida de las travestis a 35 años.

“Estado inclusivo”

El municipio de Pilar creó la secretaría de mujeres y diversidades, para emplear “políticas públicas” hacia dichos sectores, pero al dia de hoy solo han izado una bandera con los colores del arcoiris y cambiado la O por la E en algunos comunicados oficiales. Nada más ni nada menos, mientras las mujeres trans se siguen muriendo por crímenes de odio, por Covid-19 o por cualquier tipo de ETS.

El municipio intenta cooptar a los movimientos independientes para que no se movilicen denunciando esta situación de precariedad.

Llamamos a movilizar a todo el movimiento de mujeres y disidencias luchando por el derecho a un trabajo genuino con un salario igual a la canasta familiar bajo convenio y en planta permanente. Acceso a una vivienda propia, a la salud en todas sus variantes y contra la explotación laboral y sexual.

Mientras las mujeres trans tengan que elegir entre no comer o prostituirse, la “inclusividad” bajo este régimen social es imposible.

Nos oponemos a todo tipo de comercio sexual y llamamos a redoblar la lucha para conseguir la aplicación efectiva y completa de la ley de cupo laboral trans y la ampliación hacia el sector privado.

Exigimos el esclarecimiento de los hechos ocurridos en la noche del martes en Del Viso y denunciamos la complicidad policial con las mafias que regentean la prostitucion en la zona. Detención inmediata del agresor.

Suscribite a Política Obrera