Abajo las causas contra los trabajadores de Kimberly Clark

Escribe Joaquín Antúnez

Tiempo de lectura: 2 minutos

El jueves 27 de febrero se desarrollará la primera audiencia de la causa penal contra los trabajadores de Kimberly Clark, iniciada por la patronal, tras el violento desalojo desarrollado por el grupo GAD. Los trabajadores de Kimberly Clark ocuparon la planta Bernal contra durante más de 70 días contra un cierre lleno de ilegalidades.

Estamos ante la criminalización de 11 compañeros que integran un colectivo obrero que lucha por el derecho al trabajo, que la justicia distorsiona como una “usurpación de la propiedad privada”.

Ninguna maniobra judicial por parte de la patronal podría haberse realizado sin el visto bueno del gobierno de Macri; los Fernández convalidan ahora este ataque, porque han rechazado propuestas de salidas alternativas al desalojo, incluidas de carácter legislativo. Tanto Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes, como Kicillof ficcionaron “compromisos” de reactivación durante la ocupación. En lo concreto, sin embargo, estos "compromisos" fueron demagogia pura. La movilización a Producción, en La Plata, y las reuniones con el Municipio, no dieron ninguna respuesta a los reclamos obreros.

En los últimos meses de descalabro macrista, la tendencia a la lucha de los trabajadores se manifestó de enorme manera en Quilmes, con cuatro ocupaciones de fábricas en simultaneo. A su vez, en otros puntos de la provincia y el país, este método se desarrollaba, como lo ilustró la ocupación de Minetti. La salida de la represión contó con el apoyo estratégico de la burocracia sindical papelera.

La burocracia papelera ante los cierres de fábricas ocurridos durante el 2019 -Ansabo, Kimberly Clark, Acevedo, Helice y Ledesma- no ha efectuado siquiera una suelta de globos negros, por el contrario, se encargó de denunciar la ocupación de Kimberly Clark como “ilegal”, sirviendo de apoyo a la criminalización que ahora hace el Estado y aparateando todas las actividades dentro del gremio para aislar y marginar al conflicto de la base del gremio.

La audiencia resulta entonces, un nuevo episodio en la enorme lucha iniciada tras el cierre de la planta Bernal.

Nos movilizaremos con los luchadores, los agrupamientos anti-burocráticos y el conjunto de la clase obrera contra este atropello, el jueves 27.

Impulsamos una campaña de pronunciamientos para exigir no solo la absolución de todos los compañeros sino el derecho a la ocupación de empresas contra despidos, suspensiones o atrasos salariales.

Absolución de los trabajadores de Kimberly Clark.

¡El 27 de febrero, todos a los tribunales de Quilmes!

Por el cierre de las causas a todos los luchadores obreros y populares.

Suscribite a Política Obrera