Un bono-limosna para los jubilados

Escribe Charly Petrillo – Jubilados Clasistas

Tiempo de lectura: 1 minuto

Según Ismael Bermúdez Clarín (17/06), el Gobierno prepara el pago de otro bono especial para compensar la pérdida del poder adquisitivo de jubilaciones y pensiones en el trimestre; “en los próximos días se definirá el monto y el alcance, aunque se descuenta que volverá a alcanzar a las jubilaciones y pensiones más bajas y se pagaría en un solo bono en julio o en 2 bonos, repartido en julio y agosto”. La pérdida del poder adquisitivo de las jubilaciones varió, en el primer semestre, entre el 4 y el 7 por ciento. Según el periodista, “La mayor pérdida en el cálculo mes a mes versus el intersemestral se debe a que las jubilaciones aumentan cada 3 meses y la inflación todos los meses”.

“Estas pérdidas explican que la Oficina de presupuesto del Congreso (OPC) asegure que en mayo “en lo que se refiere al gasto en jubilaciones y pensiones (241.853 millones) se observó una disminución de 10% interanual, explicada fundamentalmente por la brecha entre la actualización de haberes según la fórmula de movilidad y la tasa de inflación (29,4% vs 49,0%). El complemento de $ 1.500 otorgado a los jubilados de más bajos ingresos permitió atenuar la reducción en el poder adquisitivo en ese sector” (Clarín, 17/06). Este es el “recorte de gastos” que el ministro Guzmán esgrime ante los funcionarios del FMI y del Tesoro norteamericano a la hora de defender la gestión ajustadora de su gobierno.

Según un estudio de ANSES, en 2018-2019, los dos años que tuvo vigencia la ley de movilidad aprobada en diciembre de 2017, las jubilaciones y pensiones “sufrieron una perdida en términos reales del 19,5%”. Los “bonos” del gobierno FF no han recompuesto los ingresos de los jubilados, mientras su confiscación se produce mes a mes. Son paliativos absolutamente insuficientes mientras nuestros haberes mínimos -de $23.000- se encuentran en la línea de indigencia.

Luchamos por la devolución de los millones de dólares confiscados con las distintas fórmulas desde el 2017. Por un aumento de emergencia de $ 40.000 a todos los jubilados, pensionados, a los de la PUAM y a los afectados por las Rentas Vitalicias. Por un haber mínimo igual al 82% móvil de la canasta familiar.

Suscribite a Política Obrera