Córdoba: gran concentración por Sol, Agus y Fer

Escribe Mabel

Una multitud se convocó en Colón y Cañada.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Familiares y amigxs de Agus, Fer y Sol -los tres jóvenes atropellados por un conductor ebrio, cuando se encontraban detenidos en la banquina de la avenida Circunvalación, de la capital cordobesa- convocaron a una jornada de duelo y pedido de justicia, luego de que el conductor homicida Alan Amoedo fuera liberado tras permanecer tan sólo 19 días en prisión domiciliaria por matar a dos personas y herir de gravedad a una tercera, el pasado 17 de mayo, con su VW Vento. En un documento leído en el acto, se afirma que “la conducta que Amoedo demostró desde el primer momento y durante todo su accionar, e incluso en actos posteriores a la tragedia, es de total desprecio por la vida propia y ajena”. Poco antes del choque, Amoedo había subido a sus redes sociales un video en el que se lo veía alcoholizado, al volante de su vehículo.

El choque concluyó con la vida de Agustín Burgos y Sol Viñolo, compañera de ruta de la Tendencia en Córdoba y una obstinada luchadora política que defendió la democracia interna en el PO hasta el momento de las expulsiones masivas – el Partido Obrero oficial no participó de esta gran movilización, como sí lo hicieron otros partidos de izquierda. Por su parte, Fernanda Guardia, pareja de Sol, aún permanece hospitalizada recuperándose. Desde estas páginas le mandamos todo nuestro afecto y apoyo a Fer y a las familias de todos.

Ante esta como ante otras situaciones violentas y de desprecio por la vida, debemos ser inflexibles y no callar. La vida de estos jóvenes dedicada a la lucha por las causas justas nos lo exige.

Con tantos elementos probatorios sobre la mesa, la justicia cordobesa ha decidido catalogar el accionar de Amoedo como homicidio culposo, haciendo caso omiso a los elementos probatorios que demuestran una conducta criminal y cobarde de autopreservación. En ningún mostró un rastro de humanidad. Familiares y amigos exigen el urgente cambio de carátula a homicidio doloso.

El cántico que salía de las columnas movilizadas es elocuente. “Que lo vengan a ver, Que lo vengan a ver, esta es la voz del pueblo que no se calla ante el poder…”.

Sol Agus y Fer presentes. Ahora y siempre.

Suscribite a Política Obrera