Estatales: la paritaria de ATE-UPCN no cerró ningún reclamo

Escribe Valu Viglieca

Tiempo de lectura: 2 minutos

Pasaron tres semanas de la firma de la paritaria del Estado Nacional y, lejos de que el tiempo calmara los ánimos después de conocerse el acuerdo a la baja que firmaron el gobierno, UPCN y ATE, crece es el rechazo a una paritaria que deja los salarios debajo de la línea de pobreza y que, por si fuera poco, se va a pagar en 6 ´mini´ cuotas.

A raíz de los reclamos que van surgiendo en distintas seccionales provinciales de ATE queda en evidencia que la Conducción Nacional no sólo cerró un acuerdo a espaldas de los y las trabajadoras, también dejó pendientes la reincorporación de los despedidos, el pase a planta y la vacunación masiva de los trabajadores esenciales y presenciales. Por estos puntos, la Seccional de ATE Córdoba convocó a un paro de 24 horas el pasado 9 de junio y volvió a convocar el 17 una jornada de protesta provincial por la reapertura de la paritaria, la reincorporación de los despedidos durante el gobierno de Mauricio Macri y por las vacunas.

En Misiones, convocaron una conferencia de prensa el jueves pasado los representantes de al menos cinco sectores de trabajadores nacionales, donde se denunció la precarización y los contratos basura, que hoy son la regla entre los trabajadores de la provincia. Exigen el pase a planta y la reincorporación de los despedidos de la “era Macri”. Durante la conferencia de prensa realizada en Posadas, las intervenciones destacaron que se estaba haciendo en simultáneo con acciones en otros puntos del país. Ese día también en Rosario y Buenos Aires se realizaron concentraciones de trabajadores estatales para denunciar el ajuste en los salarios que significa la paritaria de mayo 2021. En el caso de Rosario, los trabajadores de Niñez, en el marco de un paro de 48 horas, denunciaron que son 700 compañeros quienes cobran salarios por debajo de la línea de pobreza y que el tipo de contratación es de absoluta precariedad. “Trabajamos con chicos vulnerables y nosotros también estamos en la pobreza”, repetía uno de los oradores en la conferencia.

Otro de los reflejos que tiene el rechazo a la paritaria fue la asamblea de trabajadores del Centro Atómico de Bariloche quienes en asamblea manifestaron el desacuerdo con el hecho de que ATE lo hubiera firmado. Las razones fueron no sólo son el monto acordado sino también el método utilizado por la burocracia de ATE, de haberlo hecho sin consultar ni a las bases ni a los delegados.

El mismo jueves 17, en la Ciudad de Buenos Aires, nueve Juntas Internas y delegados de otros nueve sectores de organismos nacionales se reunieron en las puertas del Instituto Nacional de Estadística y Censo- Indec para denunciar que a raíz del informe de inflación oficial del mes de mayo una pareja con dos hijos para poder vivir necesita una Canasta mínima de 99 mil pesos mensuales y en base a ese informe reclamaron la inmediata reapertura de la paritaria estatal.

Para lograr que el rechazo siga sumando sectores es fundamental impulsar asambleas presenciales y virtuales sin distinción de afiliación sindical. En un reciente plenario que se realizó con los secretarios generales de la sectorial Ciencia y Técnica la conducción planteó que era un espacio sin mandatos, sin embargo, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA llevaba mandato de asamblea por el rechazo a la paritaria y por un salario igual al costo de la canasta familiar. Al método de la burocracia hay que contraponerle la organización, fue así como los trabajadores de la salud de Neuquén consiguieron dar vuelta la paritaria de hambre.

Suscribite a Política Obrera