El paro de la Salud en Rio Negro

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 1 minuto

Los trabajadores de la Salud de Rio Negro, agrupados en ASSPUR, continúan con “un plan de lucha por tiempo indeterminado, con paros y retenciones y medidas sorpresivas de todo tipo y la creación de comités de crisis provinciales y en los hospitales para empezar a regular las atenciones y dar respuesta a los requerimientos de la población”, según lo que fue aprobado en su último plenario de delegados, realizado el 10 de junio pasado.

El paro se sostiene por tercera semana consecutiva. Reclaman salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, el blanqueo de las sumas en negro -que llegan al 80% del salario- y el reconocimiento gremial. Además, denuncian que en los hospitales faltan recursos e insumos para brindar atención de calidad. Exigen reunirse con la gobernadora, quien persiste en ignorarlos. Causó mucha indignación que ésta dijera que sólo quedaban tres hospitales sin aceptar la cifra de $8.000 u $11.000, según la categoría, que dispuso el gobierno cuando hay 25 hospitales que siguen en lucha.

Distintos estamentos estatales recibieron a los trabajadores sin dar una respuesta concreta, lo que hace crecer el malestar. El ánimo de los trabajadores sigue alto a pesar de las dificultades que conllevan medidas tan prolongadas.

Este jueves se realizarán cortes de ruta en varias localidades. En Bariloche el corte se hace de 11 a 18 horas. Ayer, en Viedma, irrumpieron en la legislatura provincial en momentos en que se estaba designando a la nueva defensora del pueblo provincial. Tienen el apoyo de la población provincial.

Para que la lucha triunfe es imprescindible rodear de solidaridad esta gran lucha por parte de la población y de otros gremios, por medio de comités de apoyo a la huelga.

Suscribite a Política Obrera