Enorme victoria en el hospital Baigorria

Escribe Carlos Blanco - Integrante Junta Interna Hospital Baigorria

Tiempo de lectura: 3 minutos

Con una fuerte jornada de lucha, los trabajadores del hospital Baigorria conquistamos la reincorporación de 52 enfermeras y enfermeros despedidos, el ingreso inmediato a sus guardias y el pago de los salarios adeudados.

Un triunfazo en Salud

El jueves 30, al mediodía, las autoridades comunicaron por WhatsApp los 52 despidos. La Junta Interna Naranja convocó para el día siguiente a una asamblea que se realizó en el medio de la Ruta 11. Hubo una concurrencia masiva de compañeros precarizados y de planta. Allí se resolvió marchar a la Dirección con el pliego de reclamos. La fuerza de la Asamblea y de la movilización desbarató las diferentes maniobras de los funcionarios y fue arrancando cada uno de los reclamos.

En primer lugar se consiguió la reincorporación de las 52 enfermeras despedidas. En segundo lugar se arrancó el pago inmediato de los salarios adeudados que comenzó a hacerse efectivo en esos mismos momentos. Y en tercer lugar se impuso que las compañeras reincorporadas se reintegraran en forma inmediata a sus guardias.

La enorme combatividad de la jornada fue decisiva para esta victoria. Pero también hay que valorar las iniciativas de lucha previas que fueron preparando este camino. El año pasado los reclamos se sostuvieron con una carpa en la entrada del hospital. Se realizaron Asambleas, cortes de ruta y marchas. Un proceso de lucha y organización de compañeras/os autoconvocados junto con la Junta Interna del Hospital.

Las consignas que se cantaron frente a la Dirección reclamaban el pago y la reincorporación; pero también cuestionaron a la Dirección y al Consejo de Administración cantando “que se vayan todos”.

La jornada culminó al mediodía donde se hizo una Asamblea de balance. En las intervenciones, compañeros de la Junta Interna destacaron que la enorme victoria que se consiguió fue el resultado del sacrificio de muchas compañeras, de la constancia en la lucha y de la firmeza en los reclamos. Se destacó la importancia de la organización, la unidad conseguida en la lucha y la Asamblea como método para debatir y resolver las diferentes acciones.

Se denunció el ajuste en Salud por parte de un Gobierno antiobrero que sigue las exigencias del Fondo Monetario y también la complicidad de la burocracia sindical, ambos responsables de la destrucción de los salarios y de la precarización laboral.

Se señaló que el repudio a esta situación está dando lugar a la reacción de los trabajadores hartos de tantos atropellos y manoseos. Recientemente hubo medidas de lucha en el Hospital Gamen de Villa Gobernador Gálvez por falta de calefacción y en el Siquiátrico Agudo Ávila de Rosario por despidos de precarizados organizada por el Siprus.

En este contexto se hizo un llamado a impulsar una Coordinadora de lucha con otros hospitales por el pase a planta y en defensa del salario.

Una destacada luchadora del Modular resumió la situación con una frase: “cada vez más se huele en el ambiente a rebelión”.

El gobierno de Perotti y la burocracia de UPCN y ATE tomaron nota de esta situación explosiva que se estaba desarrollando en los hospitales y publicaron el mismo viernes a la tarde un Decreto Provincial donde resuelven la continuidad de los contratos Covid de toda la Provincia hasta fin de año.

Finalmente se acordó la convocatoria de una nueva asamblea para controlar el cumplimiento efectivo y con todos los compañeros/as de los acuerdos logrados y debatir la continuidad.

Un comentario aparte es sobre la orientación para el conflicto que plantean desde Izquierda Diario, la prensa del PTS. Allí embellecen a la burocracia de Upcn para llamarla a que organice la lucha, cuando la política de esta burocracia no sólo es de tregua, sino también de apoyo al gobierno de Perotti y en todos lados actúan apretando a los compañeros para que no se organicen y que no salgan a luchar.

Publicaron en Izquierda Diario del 9/6/22, Textualmente: “El gremio de Upcn debería estar del lado de los trabajadores (¿?) y con la Junta Interna de Ate tendrían que llamar a una Asamblea conjunta para votar un plan de lucha” (LID, 9/6). “Frente a este importante ataque es necesario que ATE y UPCN llamen a dar la pelea en común” (LID, 30/6). Izquierda Diario dice de esta burocracia que “El pasado miércoles Upcn convocó a una acción frente al hospital…” para presentarla como 'combativa', pero no dicen claramente que fue una acción de aparato para frenar el proceso de lucha que se estaba organizando. En esa misma “acción”, una compañera enfermera planteó de convocar un paro y no sólo fue desoída sino además tapada por los bombos.

Como los hechos lo demostraron la victoria puede venir y vino de la propia organización de los trabajadores, de los compañeros luchadores y de los delegados combativos.

Suscribite a Política Obrera