Balance de elecciones de centro de estudiantes del ISFD Nº 45

Escriben Claudio, Magalí y Camila

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado viernes 8 de julio finalizaron las elecciones de centro de estudiantes del ISFD Nº 45 de Haedo. Estudiantes en Marcha (Izquierda Socialista), con el 59% de los votos, renovó la conducción del centro; Construcción y Acción se consagró segunda fuerza en su debut con el 28,9% de los votos, mientras que terceros quedó No pasaran (PTS) con el 10,34%. La participación electoral fue muy baja, debido a la deserción académica por las condiciones de crisis y la desmotivación política.

Construcción y Acción es una agrupación estudiantil con militantes de Política Obrera e independientes. A pesar del poco tiempo como agrupación pudo desarrollar una campaña con un programa claro, dónde se incentivó a los estudiantes a luchar contra el ajuste en los terciarios del gobierno de los Fernández y Kicillof. Camila Alanis Soriano, militante de Política Obrera, encabezó la lista como candidata a presidente, logrando un lugar destacado en la campaña, como otros integrantes del grupo, se está convirtiendo en una referente del movimiento estudiantil al interior del instituto.

El programa consistió en poner en contexto la situación de crisis del instituto con las políticas ajustadoras por parte del gobierno nacional y provincial. El terciario tiene problemas estructurales enormes, la falta de edificio único, hace que más de la mitad de los estudiantes cursen en condiciones edilicias precarias, la deserción escolar es otro punto que afecta al estudiantado por falta de becas y boleto provincial gratuito, sumado a la desocupación y tercerización laboral que afecta a toda la clase trabajadora. La reforma precarizadora y ajustadora que quieren imponer en muchas carreras fue la punta de lanza de la campaña. El nuevo diseño curricular que quieren imponer a partir del 2023, recorta contenido específico de las materias disciplinares, no articula de manera interdisciplinar el desarrollo pedagógico y tiende a una educación más de acompañamiento que a una educación con una perspectiva superadora, que le de herramientas a los alumnos para seguir estudiando en futuras carreras. También se produce un recorte abrupto de carga horaria, que atenta contra los puestos de trabajo de los docentes.

La lucha continúa

Desde Construcción y Acción seguimos incentivando la participación de los estudiantes; necesitamos la organización para resolver problemas que apremian. Para eso invitamos a los compañeros a sumarse a debatir con nosotros, proponemos reuniones para activar un programa en conjunto, entre compañeros de diferentes carreras. Necesitamos romper el cerco que nos distancia por tener sedes distintas entre las carreras del instituto. En concreto, se busca la organización docente–estudiantil, en defensa de nuestros programas de estudio y las condiciones laborales de los mismos.