Victoria de las y los trabajadores del Moyano

Escribe Silvia Allocati - Secretaria Gremial de AGIHM

Derogación inmediata de decreto de obra. Fuera la intervención de Larreta-Quirós.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este viernes sesionó el Consejo Asesor Técnico Administrativo (CATA), con la participación de las representaciones gremiales, para discutir el proyecto de la creación de un servicio perinatal en el hospital Moyano.

Enviado por la Dirección General de Salud Mental (DGSM) del Gobierno de la Ciudad, y a pesar de las fuertes presiones sobre los jefes de departamento, la movilización obrera rodeó al consejo y acompañó a los representantes gremiales y profesionales que votaron unánimemente contra el proyecto.

La participación de las y los trabajadores fue el compromiso que se alcanzó semanas atrás con las autoridades luego de la movilización de la asamblea a las oficinas de la dirección del hospital para pedir explicaciones por el mentado proyecto que se resolvía a puertas cerradas. Pretendían ocultar que éste incluía como condición el cierre encubierto o "traslado" de servicios fundamentales de rehabilitación que se encuentran en funcionamiento actualmente, tales como Hospital de Día.

En los últimos días se informó que el pabellón San Juan, dónde residen las pacientes longevas, también se vería afectado, con el agravante de que la tendencia al fallecimiento post salida o traslado del servicio es muy alta.

Las maniobras del gobierno una vez más fueron esclarecidas. Hace dos meses atrás otro "proyecto" del gobierno pretendía arrebatar tierras, las que se ubican detrás de los servicios que ahora deberían ser "trasladados".

El gobierno resolvió la intervención del hospital Moyano a través de Rodriguez O´Connor, de la DGSM, para imponer su cometido: el achique del hospital y el avance del remate de las tierras del hospital para los negociados capitalistas del mercado inmobiliario. Se instalaron así en la institución, para amedrentar y "apretar", lisa y llanamente, a jefes de departamento y trabajadores -con la complicidad de UPCN y la dirección del hospital-, y hacer votar el proyecto.

La asamblea de trabajadores y gremios una vez más se convocó a movilizar al hall central del hospital para rodear de solidaridad a los referentes gremiales mandatados, conscientes de que el gobierno se ha lanzado a una lucha prolongada contra la salud pública. Resolvió mantener una vigilia en el hospital de día para recibir el lunes por la mañana con una nueva asamblea gral de resistencia.

DGSM, el gobierno y la dirección del hospital, que evaluaron hasta último momento trasladar la sesión del CATA para evadir la participación de trabajadores y representaciones gremiales, prefirieron convocarla. La votación unánime por el no -con el voto de UPCN inclusive- marcó el carácter de la derrota del gobierno que ya tenía aprobado un decreto con fecha el 5 de julio pasado y mantuvo oculto, con la complicidad de la dirección del hospital, hasta último momento. AMM seccional Moyano que había puesto en duda su posición, también votó contra el desguace.

Es una enorme victoria de las y los trabajadores. Sobre todo por la experiencia de unidad que es la acumulación de un trabajo político y sindical que viene desde hace tiempo. La asamblea votó mantener el estado de alerta y la vigilia hasta el lunes, lo que resulta oportuno frente el caso omiso que pretende hacer el gobierno de la votación democrática del CATA y la voz de las y los trabajadores. Se impone la derogación inmediata del decreto y el retiro de la intervención por parte de la DGSM y el cese de las hostilidades. La salud pública se defiende con la organización, unidad y lucha.

Felicitaciones y adelante, compañeras y compañeros.