Trabajadores de BedTime en lucha por el salario

Escribe Lucas Sánchez

Votan apoyo a la lucha de los trabajadores de la salud.

Tiempo de lectura: 1 minuto

El día jueves 17 de noviembre, se realizó la segunda asamblea donde se rechazó la propuesta de la empresa por el bono de fin de año. Los trabajadores y la comisión interna estamos reclamando $100.000, la empresa ofreció $10.000. Una provocación.

En los debates que se fueron desarrollando en estas asambleas quedó planteado que, más allá del bono, la cuestión de fondo es la defensa del salario, la cuestión es luchar por un salario igual a la canasta familiar. Las paritarias del gremio plástico son presentadas como una de las mejores de este año al cerrar con la última revisión en un 90% para el período 2022/2023. Pero la realidad es que un trabajador con categoría inicial va a cobrar recién en febrero de 2023, $105.000 de bolsillo y uno con la categoría más alta $150.000. Esto está muy lejos de cubrir una canasta familiar. A pesar de que lo presentan como positivo, el acuerdo del gremio y la cámara empresarial está en línea con la política del gobierno de desvincular los salarios de la inflación. En BedTime, gracias a la lucha constante por mejorar el salario en los últimos meses hemos conquistado un adicional por viático el cual representó cerca de un 15% de mejora. Esto más los otros adicionales que se actualizan acorde a la paritaria nos coloca un poco mejor frente al deterioro salarial, pero aún así seguimos buscando mejoras.

A partir de este análisis es que la asamblea votó de forma unánime el apoyo a la lucha que llevaron adelante los trabajadores de la salud, con Residentes y Concurrentes a la cabeza, una lucha de todos los distritos y provincias que se están levantando por un salario igual a la canasta familiar y por la defensa de la salud pública.

También se resolvió continuar con el reclamo por un bono de $100.000 y comenzar una campaña por la reapertura de paritarias, por un aumento que garantice un salario igual a la canasta familiar.

Suscribite a Política Obrera