Tucumán: masivo paro y marcha de trabajadores de la salud

Escribe Mocha Soria

Organicemos la huelga indefinida.

Tiempo de lectura: 2 minutos

El día 23 de noviembre se realizó un paro nacional de trabajadores de la salud impulsado por la FEPROSA. El SITAS que integra la federación adhirió y convoco a una movilización a casa de gobierno.

El paro tuvo una importante adhesión de afiliados y no afiliados al gremio. Alrededor de 2 mil trabajadores de la salud se hicieron presente en la plaza Independencia. Estuvieron representados los hospitales más importantes de la provincia. La manifestación recogió el apoyo de la población como así también quienes asistieron a las guardias de los hospitales y CAPS.

Luego de esta importante acción de lucha, por vía redes sociales la conducción del SITAS, sin consultar a nadie, tomó la decisión de levantar las medidas de fuerzas ante la promesa del gobierno de recibirlos para seguir “dialogando”.

Ante el descontento generalizado por esta decisión, la conducción del SITAS se vio obligada a convocar a una reunión de delegados para el jueves 24. Allí los dirigentes sostuvieron que la decisión adoptada no tenía por qué ser consultada y que la comisión directiva tenía la facultad para decidir o no sobre las medidas de fuerza. La conducción exigía a los delegados que tomaban la palabra para repudiar este golpe al proceso de lucha con un método propio de la burocracia. La dirigencia pretendió imponer a los delegados que le otorgaran un cheque en blanco o voto de confianza y, en el curso de la reunión, se dedicó a atacar a los delegados que mostraban su descontento con esta decisión.

La conducción del SITAS se viene reuniendo con diferentes funcionarios del gobierno junto a los secretarios generales de ATSA Y SUMMAR desde hace meses, sin conseguir absolutamente nada. Ante la irrupción de trabajadores de diferentes hospitales realizando abrazos simbólicos para manifestar el descontento del ofrecimiento salarial a todos los estatales, la dirección del SITAS se vio obligada “a salir a luchar”. Este giro “combativo” tuvo como propósito tomar el control del proceso de lucha e impedir que evolucione hacia una huelga indefinida.

La dirigencia del SITAS ha planteado que después de la reunión con el gobierno va a realizar una suerte de asamblea interhospitalaria virtual online, un desatino burocrático con el propósito de regimentar cualquier decisión. La asamblea debe ser presencial y reunir a todos los luchadores de la salud de la provincia. Diferentes delegados y afiliados han sacado un comunicado en este sentido.

Suscribite a Política Obrera