"Deberíamos ir a un plan de lucha conjunto de la salud en todo el país"

Escribe Julián Asiner

Entrevistamos a dos residentes de CABA sobre el balance y las perspectivas de una lucha que continúa.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tras el aumento salarial conquistado con 9 semanas de lucha y 21 días de paro por tiempo indeterminado, el movimiento de residentes y concurrentes comenzó a procesar un balance de la experiencia recorrida. Se trata de un proceso de lucha que continúa, con una negociación abierta con el gobierno por las reivindicaciones de las concurrencias, mientras las huelgas de residentes y trabajadores de la salud que siguen el camino de CABA ya alcanzan a la mayoría de las provincias del país. Para conocer sus ideas y reflexiones, entrevistamos a Rodrigo, residente de Medicina General del Hospital Álvarez, y a Florencia, residente de Anatomía Patológica del Hospital Durand.

¿Qué balance hacen del camino recorrido?

Rodrigo: -Me parece que hemos logrado organizarnos. En eso el balance es realmente positivo. Lo hicimos de forma autoconvocada, tanto entre médicos como no médicos. Hay que tener en cuenta que históricamente los médicos estamos desorganizados. Jugaron un papel clave para sostener la lucha las asambleas intrahospitalarias, aunque en mi opinión personal en las últimas semanas hubo una disociación entre estas asambleas y la asamblea general. Hubiera sido bueno incrementar las recorridas en los hospitales para sumar a quienes no venían participando. Hemos avanzado en términos de recomposición salarial: empezamos el reclamo con un residente de primer año cobrando 117.000 pesos en mano y lo vamos a terminar cobrando, en teoría, 200.000 el 1 de diciembre. Son 80.000 pesos más, pero sabemos que la curva salarial se va aplanando para el resto de los años.

Florencia: -Personalmente no creo que el conflicto haya terminado. El acuerdo del 99 % al que llegó el gremio con el gobierno es lo que hubiera correspondido que firmaran hace dos meses. Se adiciona un monto, que seguramente será no remunerativo, para llegar a los 200.000 pesos para el residente de primer año, pero queda prácticamente nulo el aumento por año de residencia. Ese recorte nos lo hicieron a todos, porque el residente de primer año el año que viene va a estar en segundo, después tercero, cuarto o jefe, y no va a cobrar lo que le correspondería. Considerar que eso es un éxito me parece preocupante.

**¿Cómo piensan que debería continuar la lucha? **

Florencia: -Nuestro objetivo en un primer momento tendría que ser conseguir que se restablezcan los porcentajes originales, que están por reglamento para los diferentes años de las residencias, recuperando la escala salarial. Y estar muy presentes, de la forma en que sea, en la discusión de las próximas paritarias, porque evidentemente estamos representados por personas que no tienen ningún problema en cerrar acuerdos que no benefician en nada a los trabajadores.

Rodrigo: -El plan es seguir organizándonos. Nuestras condiciones salariales han mejorado un poco, pero continuamos cobrando 550/600 pesos la hora. Sabemos que lo más probable es que hasta marzo no tengamos una apertura de nuestra paritaria, o sea que hasta febrero vamos a estar cobrando 200/210.000 pesos, lo cual para un profesional de la salud altamente capacitado, como son quienes acceden a las residencias o concurrencias, son cifras menores a las que se ven en otras provincias y a lo que nosotros consideramos justo y legítimo. Hemos prendido una mecha en todo el personal de planta de los hospitales, médicos, enfermeros, camilleros, administrativos. Pero esto es solo el comienzo. Tenemos que seguir peleando por nuestras condiciones laborales, ir hacia una nueva ley de residentes y concurrentes de CABA. No puede ser que los concurrentes sigan sin cobrar un peso por su trabajo, no tengan ART, no tengan el mismo puntaje para el ingreso a carrera; que haya residentes que sigan trabajando 36 o 48 horas seguidas, sin descanso, o que haya residencias quirúrgicas que hagan 12, 13 o hasta 14 guardias por mes. Seguimos teniendo maltrato y violencia laboral. Pero también tenemos que estar a la altura de todos los lugares del país que están saliendo a luchar, como Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Chaco, Jujuy o Neuquén, organizándonos en conjunto con esos colectivos de residentes, concurrentes y trabajadores de planta. El descontento en la planta es enorme, con sus condiciones salariales y el pluriempleo. Nadie tendría que tener 3 o 4 trabajos ni trabajar 14 horas por día. Deberíamos ir a un plan de lucha en todo el país para modificar eso.

Suscribite a Política Obrera