Se abre paso la lucha de la Salud en CABA

Escribe Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 4 minutos

Luego de dos semanas de asambleas la Federacion de Profesionales de la salud (FP) de la ciudad de Buenos Aires que representa a las distintas disciplinas con excepción de enfermería y la carrera medica ha anunciado un paro de 24 hs. para la próxima semana en reclamo de la recomposición salarial.

Por su parte la Asociacion de Médicos Municipales (AMM) y SUTECBA quien tiene el control del convenio colectivo de trabajo que rige al personal de enfermeria, técnico e instrumental se mantienen al margen y vienen negociando el adelanto de cuotas de los acuerdos firmados y la incorporacion de otras nuevas. Esta informal “indexación” que responde a la incontrolable disparada de la inflacion cae en saco roto dada la destruccion del salario de base.

Segun la propia directiva de FP, la burocracia de AMM, con quienes comparten el encuadramiento de convenio (ley 6035) se encuentra negociando una modificación del convenio. Se trataría de la búsqueda de un convenio propio para el personal medico lo que significaria una modificación importante ya que AMM, la disciplina mas grande dentro de la ley 6035, es quien negocia con el gobierno de la Ciudad.

Este plan permitiría a la burocracia y el gobierno aislar a través de la fragmentación a las disciplinas de la FP, para depreciar el valor salarial de las mismas, algo que ocurre de forma pronunciada con el personal de enfermería encuadrado en otro convenio. De esta forma se reparte -la pobreza- el escaso presupuesto de la 6035 favoreciendo a la carrera médica.

La huelga indefinida autoconvocada de los residentes y concurrentes en noviembre del año pasado quebró la manipulación y control de la mesa de negociación que tiene AMM con el gobierno nacional. La burocracia incluida la de SUTECBA tuvo que mover cielo y tierra, convocando a asambleas y a un paro total del sistema de salud para poder muy a su pesar -nada espanta más a las burocracias que las asambleas y la lucha- poder aplastar al movimiento autoconvocado y parar el reclamo.

Así y todo, producto de la gran lucha se elevó la base de la escala salarial a 200 mil pesos, lo que significó a su vez una referencia para toda la salud del país que inició huelgas por la recomposición salarial que aún no se han detenido como por ejemplo en Tucuman o Salta.

Ese aumento de la base de la escala no se reprodujo en el conjunto de las categorías y por otro lado, la burocracia metió en el freezer todo el verano el convenio mientras la inflación avanzaba al galope. FP no jugó un papel distinto al de AMM y SUTECBA en todo este tiempo. La inflación del semestre ha puesto a los trabajadores lejos de un salario mínimo que iguale al valor de una canasta básica como discuten las bases de FP. El reclamo de un salario base de 370 mil pesos ya se ha expandido al resto del país.

El paro de FP sin presencia en los lugares de trabajo lo hace inactivo, ya que podría haberse convocando a una movilización que ponga el reclamo de las y los trabajadores en las calles transformándolo en una variable política, es decir de conocimiento y deliberación pública, de incidencia en la vida de la ciudad. El reclamo salarial tampoco tiene un monto concreto.

La tibieza de FP responde a su propia naturaleza burocrática, en este caso, a la espera de una mesa con AMM o el gobierno para llegar a un acuerdo conjunto que no la deje expuesta y con la responsabilidad de tener que ser la dirección de un colectivo de trabajadores en defensa del convenio.

La ola de bronquiolitis que se acentúa en estas fechas regularmente, nuevamente expuso crudamente, después de la pandemia la situación de colapso de los hospitales pediátricos como es caso del hospital Garrahan y hospital pediátrico de Niños de San Justo, por mencionar algunos.

La situación es crítica, con camas improvisadas en los pasillos, falta de personal en los servicios por deserción creciente de profesionales, y falta de contratación, declive de los inscriptos para las residencias médicas en públicos y privados como denuncian los residentes del Hospital Italiano , contratos precarios, convenios flexibilizados y una fuerte explotación laboral con un régimen insalubre intenso. Estos problemas que aquejan a los trabajadores, afectan día a día a los usuarios.

Los centros de salud de atención primaria que en algunos casos son el único acceso a la salud para muchos trabajadores de la ciudad, se están derrumbando literalmente.

La deliberación y organización de los trabajadores estas semanas no se da en cielo sereno. La huelga autoconvocada de los trabajadores de la educación y la salud en la provincia de Salta en conjunto ha conmovido al país con movilizaciones de más de 35 mil personas. No quedan atrás la lucha de los trabajadores de Tucumán y el Hospital Garrahan. Uno de los gremios de Buenos Aires, Cicop, convocó “por una paritaria nacional” a una movilización al Ministerio de Salud de la Nación para este Jueves 8. En ese contexto se inscribe el paro convocado por FP.

Por un aumento de emergencias del 100% e indexación mensual del salario, en la defensa de un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, 82% móvil para la jubilación, pase a planta de todos los subcontratados con ampliación de la estructura sanitaria para una mayor dotación de personal en defensa de la salud pública y gratuita. Pase a profesional de toda enfermería. Promovemos la deliberación para hacer activo el paro en todo el sistema público.

Suscribite a Política Obrera