Colapsa el aparato del Estado

Organicemos un Congreso Obrero Autoconvocado. Nota de tapa de Política Obrera N°77 edición impresa.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Doce gobernadores (incluido Kicillof), numerosos intendentes y otros tantos sectores patronales han dicho que no pagarán el bono asignado por el gobierno a los trabajadores que ganan menos de 370 mil pesos al mes.

El bono en cuestión, denominado ‘platita’, consiste en una suma de 30 mil pesos para septiembre y octubre – un insulto para quienes han perdido el 30% de los ingresos reales desde 2019.

Estamos ante una sublevación de una parte considerable del aparato del Estado contra el gobierno de los Fernández, incluso de parte del peronismo que apoya la candidatura de Massa.

En forma simultánea, hay una nueva corrida cambiaria impulsada por la burguesía para dolarizar activos y capitales; el tipo de cambio afectado por la fuga de capitales al exterior ha superado los 800 pesos por dólar.

Hemos ingresado en una hiperinflación; el Banco Central emite una cantidad impresionante de moneda para recomprar títulos de la deuda pública local, lo cual alimenta la corrida cambiaria.

No solamente ha colapsado el gobierno; también ha colapsado el peronismo, cuyos punteros alientan el corte de boleta con Milei.

Las paritarias que acaban de firmar varios sindicatos han sucumbido a la hiperinflación.

Argentina ingresa a la mayor crisis política de toda su historia y a la probablidad creciente de una situación pre-revolucionaria.

Los aparatos del movimiento obrero han sido superados por la realidad.

Es necesario un Congreso de Trabajadores para que la clase obrera intervenga en la crisis con sus propias posiciones y para derrotar el mazaso confiscatorio que se abalanza sobre el pueblo.

Está planteado, como un asunto de supervivencia, cuestionar las salidas que ofrece el proceso electoral.

Un Congreso Obrero servirá para poner a los trabajadores en pie de lucha frente al gobierno actual y al que lo suceda, porque viene con un plan de confiscación bajo el brazo.

Viene con una mega devaluación y un ‘ajuste’ a la clase obrera, no al capital.

Nuestro partido, Política Obrera, se encuentra en una campaña de reuniones y plenarios para impulsar un Congreso Obrero y la organización de la huelga general.

Por un salario y jubilación mínimas equivalentes al costo de la canasta familiar. Por un aumento general de 100 mil pesos para todas las categorías de trabajadores.

LEER MÁS:

Medidas de Massa: “paquete” devaluado, acordado con el FMI Exijamos paritarias para todos y todas. Por Fede Fernández, 29/08/2023.

Contra la limosna de Massa, huelga general Aumento general de salarios y jubilaciones para todos los trabajadores. Por Marcelo Ramal, 29/08/2023.

El FMI reclama una transición electoral con tarifazos y devaluaciones Por Marcelo Ramal, 27/08/2023.

La hiperinflación sacude a la clase obrera Esperar a octubre es derrotismo. Por Comité Editorial, 23/08/2023.

Suscribite a Política Obrera