Universidad de Buenos Aires

Por una Autoconvocatoria en Exactas

Escribe Niro

Levantémonos en defensa de nuestra educación y la investigación.

Tiempo de lectura: 2 minutos

La educación está en la mira de un ataque sin precedentes. El recorte que viene sufriendo el presupuesto universitario impacta en faltantes de becas, en un ajuste en el presupuesto para el CONICET y la privatización de sus principales ingresos y en una reforma privatizadora de los planes de estudio. En la docencia rige el trabajo gratuito -Ad honorem- o bajo la línea de la pobreza. Este es el programa del FMI para la educación, el cual ha sido defendido por todos los partidos políticos del régimen.

Este escenario se desarrolla mientras nuestros salarios se ven diezmados por una inflación que aumenta semana a semana, la cual obliga a miles de compañeros a dejar sus estudios para dedicarse a tomar más horas de trabajo.

La conducción del CECEN, Identidad-La Cámpora, está completamente ligada al gobierno actual, y ha sido impulsora y defensora de estos atropellos.

Lo vimos en la última asamblea, dónde la conducción de nuestro centro de estudiantes presentó una moción que apoya el recorte de horas en Historia de la Ciencia. Dicen pelear contra los Bullrich y Milei, pero impulsan el ataque a nuestras condiciones de cursada.

¿Qué hacemos?

La movilización de estudiantes y trabajadores es el camino para defender nuestra educación y nuestro trabajo frente al ajuste del gobierno actual, y frente a las promesas de vaciamiento que impulsan los candidatos que se proponen gobernar a partir de diciembre.

Es nuestra tarea tomar las herramientas para impulsar esta movilización en nuestra facultad: construir asambleas interclaustros, votar cuerpos de delegados por cursos, impulsar la reacción estudiantil y docente en defensa de la educación. Como hicieron los docentes jujeños y los trabajadores de la salud, el camino para defender nuestros derechos es la autoconvocatoria.

¿Cómo funcionaría?

Podemos reunirnos semanal, quincenal o mensualmente. Podemos conformar comisiones. Podemos votar delegados en cada curso. Podemos organizar charlas, plenarios, congresos.

Podemos fiscalizar el presupuesto, los negociados de la universidad. Podemos hacer relevamientos edilicios, de los laboratorios, de las aulas.

Podemos organizar un comedor universitario, podemos crear una revista, podemos convocar movilizaciones, sentadas, aplausazos, carteleadas.

Podemos intervenir en la crisis actual, impulsando nuestro propio reclamo, y nuestra propia estrategia.

El gobierno actual ha desplegado el programa del FMI en la educación y en el país, dejando a su paso una hiperinflación, vaciamiento presupuestario y un cuadro de miseria general. La salida de los candidatos que se presentan a la elecciones de octubre es profundizar este ataque a nuestra educación.

Estudiantes y docentes debemos responder con contundencia: el camino para derrotar el ajuste presente y futuro en la educación es organizarnos ya mismo por nuestros reclamos.

¿Querés sumarte? Completá el formulario.

LEER MÁS:

Asamblea del CECEN: una encerrona para los estudiantes Facultad de Exactas (UBA). Por Nahuel Rabey, 25/08/2023.

La privatización ´nacional y popular´ del CONICET Sobre las declaraciones de Milei y la respuesta de los funcionarios. Por Patricia Lambruschini, 23/08/2023.

CONICET, Milei y los Fernández-Massa Por Sergio Gómez de Saravia, 22/08/2023.

Suscribite a Política Obrera