Chivilcoy: cierre del Instituto Médico del Oeste

Escribe Laneg Chivilcoy

Son 38 despidos. La quiebra del sistema de salud se extiende en el interior de la provincia.

Tiempo de lectura: 2 minutos

En la mañana del 30 de agosto la ciudad de Chivilcoy amaneció con la lamentable noticia de que el Instituto Médico del Oeste (IMO) cerrará sus puertas definitivamente el próximo 31 de octubre. El centro médico ya mando 38 telegramas de despido al personal.

Se trata de trabajadores que poseen entre 5 y 30 años de antigüedad, que al mes de julio han cobrado la indigente suma de 92.000 pesos, de los cuales 52.000 fueron pagados a través de los programas de subsidio del gobierno nacional.

El director médico y propietario del IMO, Héctor Santilli, encabezó una reunión junto al administrador Hugo Nicolini y el delegado del gremio de Sanidad Juan Argnani, y plantearon un panorama desolador. “En caso de que no aparezcan inversores el 31 de octubre, cierra el IMO y no hay dinero para las indemnizaciones”. Por su parte, la burocracia sindical, en un claro guiño al gobierno ajustador, declaró en los medios locales que "este gobierno más que ninguno ayudó a las clínicas privadas porque desde la pandemia hasta ahora viene asistiendo con subsidios para poder pagar los sueldos de los trabajadores, sin estos programas, hubiera cerrado mucho antes".

Lo cierto es que este cierre ha dejado a 38 familias en la calle y constituye una pérdida sensible para la ciudad de Chivilcoy: a modo de ejemplo, un gran porcentaje de trabajadoras poseedoras de la obra social IOMA hemos tenido a nuestrxs hijxs en el IMO.

Este panorama se extiende a toda la provincia de Buenos Aires, ya que, en lo que va del año, cerraron otros centros médicos privados de las ciudades de Alberti, Bragado, Junín, entre otros de la zona. Hecho que genera aun un mayor colapso en los ya atestados hospitales públicos, en detrimento de las condiciones laborales de quienes allí se desempeñan con salarios magros y en detrimento de la salud de la totalidad del pueblo trabajador.

Desde Política Obrera Chivilcoy expresamos nuestro apoyo a los trabajadores despedidos del IMO, reclamamos su inmediata reincorporación, y denunciamos, una vez más, la precarización de la vida y de la salud de la que somos víctimas aquellos que no tenemos más que nuestra fuerza de trabajo en pos de las ganancias de unos pocos empresarios que jamás resignan su lucro y piden que el Estado los subsidie en sus “pérdidas”.

Suscribite a Política Obrera