CABA: los candidatos a jefe de gobierno “debatieron”

Escribe Jacyn

Tiempo de lectura: 4 minutos

El debate entre los candidatos a la jefatura de gobierno de la ciudad de Buenos Aires se caracterizó por la mediocridad. Unos pocos cruces de chicanas aportaron algo de estruendo, pero la sustancia faltó a la cita. En un país marcado por un derrumbe completo de todos los indicadores sociales, un quebranto del Estado y una crisis política sin precedentes, los cuatro vertieron sus ´propuestas´ municipales con prescindencia de ese escenario nacional.

Cada uno de los nominados fue a buscar el voto allí de donde cree que puede rascarlo. Jorge Macri y Ramiro Marra se esforzaron por exhibir coincidencias, pero mientras Macri trató de mantener la distancia con respecto a sus contrincantes, Marra, que pelea desde el tercer puesto su ingreso al ballotage, fue agresivo con el kirchnerismo y el FITU, a los cuales señaló como parte de un mismo bloque político. En el caso de Leandro Santoro, de origen radical, fue contemporizador tanto con los seguidores de Facundo Manes y Martín Lousteau -a los cuales nombró expresamente- como con el FITU, a cuya candidata, Vanina Biasi, convocó a impulsar juntos una serie de proyectos legislativos cuya autoría disputaron. Macri, en cambio, lanzó guiños al gobierno de Mendoza, encabezado por los radicales de Alfredo Cornejo. En el caso del FITU, Biasi convocó a “los trabajadores, las mujeres y la juventud” en su apoyo, para que “la izquierda crezca en la Ciudad”, renunciando a presentar a su propia coalición como alternativa nacional. Por eso, no mencionó ni llamó a votar por la candidata presidencial del FITU, Myriam Bregman. En cambio, Marra, de entrada, destacó su filiación con Javier Milei; Macri arrancó reivindicando las gestiones locales de Macri y Larreta y cerró su participación convocando al apoyo a Patricia Bullrich. Santoro, en cambio, se demarcó del gobierno nacional todas las veces que fue objeto de alguna crítica o imputación, por ejemplo, en relación a la quita en la coparticipación de CABA dispuesta por el gobierno nacional. Santoro pareció un candidato sin partido, a la caza de votos variopintos en favor de su persona.

En materia de vivienda, Macri y Marra atacaron a la ley de alquileres, pero el primo de Mauricio aprovechó también para ´despegarse´ del código urbanístico de Rodríguez Larreta; fue un reconocimiento del fracaso de ese código para operar un relanzamiento inmobiliario que se encuentra bloqueado por la crisis general. Marra, abanderado de los fondos financieros, se largó a prometer créditos inmobiliarios –sin aludir, claro, al fracaso de la última tentativa de sus pares, la operatoria UVA. Santoro propuso que el alquiler no supere el 20 % de los ingresos, sin clarificar si eso significa limitar los precios de los alquileres o aumentar los ingresos de los inquilinos. Vanina Biasi denunció el crecimiento de las villas porteñas y planteó como salidas el impuesto a la vivienda ociosa y la regulación del mercado inmobiliario, planteos que circulan -sin resultados- por las prefecturas de diversas capitales del mundo. En cambio, no se aproximó al planteo de la nacionalización del suelo urbano y la construcción de viviendas a cargo del Estado, financiadas por un impuesto progresivo y confiscatorio al gran capital financiero e inmobiliario. No asoció la crisis de vivienda al derrumbe social general, aunque sí asoció la crisis de los alquileres a los bajos salarios. La candidata del FITU mantuvo a lo largo de todo el debate la línea de ´políticas públicas´ para encarar los diferentes temas. En “seguridad”, los candidatos de la derecha desplegaron todos sus argumentos represivos. Macri prometió denunciar a las organizaciones sociales que lleven niños a las marchas y Marra acusó a los desocupados movilizados directamente de delincuentes. Santoro, acompañando ´la onda´, reivindicó el uso de las pistolas Taser y abordó la cuestión del gatillo fácil -que es brutal en la Policía de la Ciudad- con planteos de “instrucción” a sus efectivos. Aunque Biasi habló de “resolver los problemas de fondo”, se detuvo en la connivencia policial con el delito, para propugnar enseguida una línea de reforma policial –“otra policía”. Dejó de lado cualquier referencia a la descomposición general del régimen y a la decadencia del capital como telón de fondo de la llamada “crisis de inseguridad”. Esto último le hubiera valido reivindicar una lucha por un gobierno de trabajadores –los señalamientos estratégicos estuvieron ausentes en la intervención de la candidata del PO y del FITU.

En materia de infraestructura, Jorge Macri desempolvó la cuestión del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, cuestionada por los propios trabajadores ferroviarios, una obra discontinuada pero que involucró a otro miembro del clan Macri, Ángelo Calcaterra, en la causa Odebrecht. A la hora de hablar de la autonomía de la Ciudad, Macri reclamó el control sobre los puertos, la terminal de Retiro, la Inspección General de Justicia, los bajo autopista y el fuero laboral, para terminar con la ´industria del juicio´, entre otros resortes administrativos y económicos que aún ofrece Buenos Aires. La autonomía porteña, por lo tanto, fue invocada en nombre de una escalada contra los trabajadores.

En el cierre, Santoro prometió “valores y corazón” para la gestión de la Ciudad y Marra pidió a la audiencia “un voto estratégico” para relegar al tercer puesto al kirchnerismo vernáculo. Biasi, dijimos, convocó a “que la izquierda crezca”, con obvias expectativas en el ingreso de uno o dos nuevos legisladores. Toda la presentación de Biasi apuntó a resaltar el rol de “oposición” en la Ciudad. La omisión de un planteo de poder político no es el resultado de una valoración sobre el resultado electoral, es la negación de la presente crisis terminal y sus implicancias políticas para los trabajadores.

LEER MÁS:

Los "spots" del FIT-U Por Marcelo Ramal, 19/09/2023.

La “izquierda que se planta” no defiende el derecho al piquete Vanina Biasi reivindica también el “desarrollismo”. Por Marcelo Ramal, 07/08/2023.

Gravísimo: el PO de Solano envuelto en una interna de Juntos por el Cambio Por Jacyn, 27/06/2023.

La advertencia contra el ´abismo´ anuncia la entrega de los K al FMI Por Jorge Altamira, 06/12/2021.

Suscribite a Política Obrera