El documento del 28S: "Todo el apoyo a Massa"

Escribe Olga Cristóbal

Tiempo de lectura: 3 minutos

A pesar de que el acuerdo en las asambleas del 'Ni Una Menos' había sido nombrar desde el escenario solo las consignas más importantes -5 o 6-, lo que terminó leyéndose con el formato de consignas “desplegadas” fue un documento extenso -del “movimiento feminista y LGTBQI+”- que expresa un apoyo descarado a un gobierno al que ni siquiera mencionan.

Esto ocurre a días de que el INDEC admitió la existencia de 19 millones de pobres de los cuales por los menos el 65 por ciento son mujeres. Y cuando todas las voces opinan que está sobre nuestras cabezas una nueva confiscación de salarios y jubilaciones por la vía de una devaluación.

El documento dice que “Sobran las razones para movilizarnos y apostamos a la UNIDAD DE ACCIÓN, AMPLIA Y DIVERSA, PARA ENFRENTAR A LAS DERECHAS, AL AJUSTE y EL FMI.” ¿Quién es el ejecutor del ajuste? ¿Quién le ha abierto los brazos al FMI? ¿Qué políticas abrieron paso a ”las derechas”? Para enfrentar a las derechas nada más indicado que enfrentar al ejecutor de los planes de ajuste que ha hundido en la miseria a la mayoría de las trabajadoras.

El documento reivindica enfáticamente la acción callejera, en una aceptación tácita de que la dirección cooptada del movimiento feminista la dejó de lado en pos de la discusión de “políticas públicas con perspectiva de género” y el trajín en los pasillos de los ministerios y el Congreso. El fracaso de esa estrategia se mide en el número de víctimas de violencia, en la proliferación de mujeres secuestradas por las mafias de la trata y el narco, en las innumerables trabas para que se cumpla la IVE en muchos distritos, hay miles de papers sobre la feminización de la pobreza, el peso de las “tareas de cuidado” -seudónimo descafeinado de la doble opresión”-, la violencia de género, que no han servido para sacar ni a una sola mujer de esas opresiones inherentes al capitalismo.

En el bloque “Contra las derechas, el ajuste y el FMI” se pide que no se pague la ilegítima porque “la deuda es con nosotres” (sic). No solo eluden cualquier crítica al fondomonetarista que tienen de candidato sino que, mientras denuncian “que quienes quieren cerrar el ministerio de la mujer buscan avanzar en una ofensiva contra nuestros derechos”, reclaman que le den “más presupuesto para la implementación de políticas de género efectivas”. La subordinación al Estado es total. ¿Qué derechos pudo garantizar el Ministerio? La ministra, orgullosa organizadora del Encuentro Plurinacional... de San Luis, lesbiana y celeste reconvertida a último momento, ni siquiera paga micros para que las compañeras vayan al encuentro de Bariloche. Cosa que hasta hizo el macrismo.

En el fárrago desjerarquizado de tantas consignas destaca un único hilo conductor: la ilusión de mejorar, de construir, a fuerza de “políticas públicas” y mejoras presupuestarias, un capitalismo de rostro humano. En esta ameba policlasista entran todas las opresiones pero mencionadas como “identidades”, un formato extraordinario para diluir al opresor. La dirección del movimiento de mujeres carece de cualquier registro de clase y cualquier propósito de construir otro régimen social.

Con excepción de Política Obrera, el documento lleva la firma de toda la izquierda “trotskista”, que se incluye dócilmente en el movimiento feminista y nada cómodamente en el progresismo y la conciliación de clases con cara de mujer.

LEER MÁS:

La movilización del #28S por el aborto legal Por Valentina Viglieca, 29/09/2023.

Nuestros derechos los hemos conquistado nosotras, no las corrientes patronales y sus candidatos El 28 de septiembre, marchamos en todo el país. Por Organización Socialista de la Mujer Trabajadora, 15/09/2023.

El 36° Encuentro Mujeres convertido en Plurinacional y de género Por Elena Florín, 19/09/2023.

VER EL SIGUIENTE VIDEO:

Balance del 28s: ¿A que vamos al encuentro de mujeres en Bariloche? Ciclo de Charlas "Mujeres: ¡Vamos a organizarnos!". Emitida y publicada en el canal de YouTube de Política Obrera el 29/09/2023.

Suscribite a Política Obrera