Masacre en los geriátricos

Escribe Charly Petrillo – Jubilados Clasistas

Tiempo de lectura: 1 minuto

Las imágenes del SAME retirando a los residentes del geriátrico del barrio de Belgrano son expresivas del abandono total y absoluto de los adultos mayores que habitan en ellos. Parece irónico que esto estalla a solo horas de que FF, en el país, y Larreta, en la ciudad de Buenos Aires, invadieron los medios periodísticos con miles de horas de publicidad con la intención de (des) cuidar a los adultos mayores.

En Argentina hay 4.800 geriátricos (de los cuales 1.000 son clandestinos) con 150.000 residentes. PAMI cuenta con cinco centros propios y 561 mediante distintos convenios. El resto son geriátricos privados (3.200) que cobran cifras siderales (el de Belgrano cobraba entra 100 mil y 190 mil pesos por mes). En nuestro país, cada vez más los adultos mayores son derivados tempranamente a estos centros por distintas razones de salud y de familia, o por la imposibilidad de sostenerlos en sus hogares por la crisis económica. Ahora se agudizan y visualizan las condiciones deplorables de estos lugares con esta pandemia del covid-19 con el aislamiento de sus seres queridos, teniendo que afrontar esta crisis en la mayor de las soledades.

Los anuncios de la OMS (organización Mundial de la Salud) de que la mitad de las muertes por el Covid-19 en Europa se dieron en las residencias de adultos mayores (Clarin, 22/04) nos deben poner en alerta.

Esta política de abandono de los geriátricos es solo una muestra más del sufrimiento de los jubilados. Con un haber mínimo de indigencia ($15,900) que cobra el 80 % de los jubilados y un “bonito” miserable de $3.000, es imposible vivir en tiempos normales; menos ahora con esta pandemia. Es la política de un sistema capitalista en crisis terminal que prioriza los negocios a la vida. Millones de dólares son destinados a subsidiar a las patronales; para los jubilados y adultos mayores la respuesta es la barbarie.

Inmediata intervención de todas las residencias geriátricas por parte de un comité independiente formado por trabajadores de la salud, médicos, enfermeras, de jubilados, y trabajadores de Anses que elabore y garantice la ejecución de los protocolos en defensa de la salud y vida de todos los residentes.

Suscribite a Política Obrera