La movilización del #28S por el aborto legal

Escribe Valentina Viglieca

Tiempo de lectura: 4 minutos

La columna de Política Obrera concentró en Plaza de Mayo para movilizar a Congreso en el día de Acción Global por el derecho al Aborto. Entre las columnas de cada organización caminaban para un lado y otro grupos de mujeres sueltas, jóvenes y no tanto. Salían de los trabajos, se encontraban en las esquinas. Todo recordaba a las movilizaciones multitudinarias con las que arrancamos el derecho al aborto. Por otra parte, estaban las columnas de los aparatos, ninguna muy numerosa. De todas maneras, este 28S fue la movilización más grande del movimiento de mujeres desde la vigilia del 29 de diciembre cuando rodeamos al Congreso.

Impasse de la dirección

La crisis política, profundizada luego del resultado de las PASO, recolocó en el escenario a las organizaciones de mujeres alineadas con el gobierno. La convocatoria del Ni Una Menos superó por mucho sus propias expectativas y una vez desatada la cita por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto para el 28S no les quedó más que convocar a las calles en un momento en que todos los sectores que van por el voto a Massa prefirieron guardarse bajo siete llaves. La campaña es en las redes, no en las calles.

Aunque la consigna de la marcha era contra Milei y Bullrich no hay bosque que oculte que el incumplimiento del acceso al derecho al aborto y de la ESI en los distintos niveles de estudio es responsabilidad del gobierno de los Fernández–Massa. Una de nosotras sigue siendo asesinada cada 24 horas, las redes de trata y narcotráfico se nutren permanentemente de las jóvenes y la devastación geométrica del salario ataca a las familias obreras, una inmensa mayoría en manos de jefas de hogar. Cuando 6 de cada 10 niños están por debajo de la línea de pobreza, sus mamás están junto a ellos. El gobierno no fue capaz de garantizar el derecho al aborto y tampoco el derecho a la maternidad: son los personeros de las políticas del FMI, encarnadas todas en el cuerpo de las mujeres.

El compromiso de las organizaciones con ese plan político y económico llevó a dos años de inmovilismo. Un ministerio de la Mujer dirigido por un pañuelo celeste, una exministra de la mujer abrazada con Manzur. Todos como chanchos, mientras las docentes se organizaron con las mujeres de los barrios ante cada chica desaparecida y recuperaron a varias. Las profesionales de la salud defendieron las IVE ante la persecución de las iglesias y de la justicia, las familias lucharon contra cada femicida. Las mujeres de las villas pusieron en pie comedores para paliar el hambre. El impasse no alcanzó a las mujeres que conforman al movimiento, son las que se mantuvieron en pie durante esos dos años y las que acudieron al llamado en todas las plazas del país.

¿Cómo nos preparamos?

La Organización de Mujeres de Política Obrera sacó una declaración que fue militada a conciencia en centros de salud, el subte, escuelas y edificios telefónicos y estatales. La discutimos entre las estudiantes y en cada asamblea del Polo Obrero Tendencia. De las actividades surgieron debates y en algunos edificios telefónicos y del Estado las trabajadoras salieron a buscar el volante de “la mujer”. Sin duda fue un acierto convocar en los frentes en los que militamos regularmente porque las burócratas sindicales se limitaron a sacar flyers coloridos con las citas, después de meses de abandonar a las trabajadoras con la presión primero del teletrabajo y las tareas del hogar, luego de retorno pleno con salarios que no alcanzan para pagar el tercerizar las tareas de cuidado.

Desde Política Obrera iniciamos un ciclo de charlas desde el que discutimos las posiciones de las feministas oficialistas y de las feministas del FIT-U. Debates con compañeras de distintos puntos del país que toman un carácter nacional porque los ataques a nuestros derechos no diferencian latitudes. Luego de 3 horas de movilización resolvimos realizar un pequeño acto de balance de nuestra participación. Fuimos a señalar que la crisis que atravesamos las mujeres es parte de la que sufren las y los trabajadores de conjunto, que en las urnas no existe solución y que no alcanza con una marcha que tenemos que motorizar reuniones, plenarios, autoconvocatorias para ser protagonistas en el desenlace de la crisis. Todas las otras corrientes presentes tienen como horizonte las elecciones.

“De acá nos volvemos a los barrios, los lugares de estudio y de trabajo, vamos a retomar la tarea de organizar a las mujeres para que junto a nuestros compañeros de clase nos pongamos de pie y enfrentemos a los candidatos del FMI y sus planes de ataque contra los y las trabajadoras”, cerró Valentina Viglieca minutos antes de que empezara la lectura del documento en el escenario central.

LEER MÁS:

El documento del 28S: "Todo el apoyo a Massa" Por Olga Cristóbal, 29/09/2023.

Mujeres, vamos a organizarnos Conclusiones de una mesa redonda organizada por Política Obrera. Por Valentina Viglieca, 20/09/2023.

El 36° Encuentro de Mujeres convertido en Plurinacional y de género Por Elena Florín, 19/09/2023.

VER EL SIGUIENTE VIDEO:

ACTO DE POLÍTICA OBRERA AL CONCLUIR SU PARTICIPACIÓN EN LA MOVILIZACIÓN DEL #28S EN CABA

Suscribite a Política Obrera