Sobre el voto en blanco en estos tiempos

Escribe Andrés Lemoine

En las generales…

Tiempo de lectura: 4 minutos

El FIT-U, un paraguas para la tormenta

Para empezar, cabe decir que estoy de acuerdo con la caracterización que se hace de este conglomerado de partidos que su juntan cada dos años.

Lo que me mueve a llamar a votar al FIT-U no es mi creencia de que ellos puedan ser un canal adecuado para el socialismo, es una cuestión más inmediata, por decirlo de alguna manera. Esto es, cuando en el Congreso se voten leyes contra los trabajadores, y los diputados del FIT-U voten en contra de esas leyes, porque más allá de las diferencias creo que estaríamos de acuerdo en que no votarían a favor de una reforma laboral, una baja en las jubilaciones, una extensión en la edad jubilatoria, un acuerdo con el FMI, una privatización masiva de empresas estatales, etc. Entonces, en ese momento, ¿cómo le explicamos a los trabajadores que nosotros propusimos votar en blanco? ¿Cómo vamos a justificar no haber apoyado al único “frente” que puede oponerse a esas leyes en el congreso? (más allá de que la lucha más importante es la que se da afuera del Congreso). Las diferencias son importantes, pero un llamamiento a votarlos se haría, obviamente, planteando las enormes diferencias que tenemos.

Milei, Bolsonaro, Trump y … ¿Bregman?

¿Si frente a Bolsonaro, los criticamos por no llamar a votar al PT (cuyas diferencias nos distancian aún más), cómo ahora podemos ser nosotros los que votamos en blanco? “Trotsky nunca llamó a votar en blanco frente al fascismo.” Se lee en una nota de Ramal que habla sobre dichas elecciones en Brasil. Acá tenemos a Milei, al cual ya caracterizamos como fascista y lo pusimos en la misma línea que a Trump y Bolsonaro. Siguiendo este razonamiento la cuestión es: o agregamos al FIT-U a esa misma línea o debemos llamar a votarlos dejando claras todas nuestras diferencias.

En un posible, y muy probable, balotaje… el fascismo

En ocasión de la elección en Brasil, se apoyó a Lula no por lo que él represente, sino por los peligros que representaba el otro candidato, Bolsonaro. Es claro y entiendo que este Bolsonaro no es comparable con el nuestro, Milei, que carece de estructura política, del apoyo militar y religioso en comparación de su par brasilero, pero la cuestión es: suponiendo que gane, él va a poder usar su mandato para ir creando su propia estructura, sus propios apoyos, puede que no represente un peligro (en relación al fascismo) tan grande aún por su falta de estructura, pero ¿vamos a permitirle el lugar para que la construya?

Extracto de “El voto por Lula” - Escribe Jorge Altamira

“El apoyo electoral a un candidato ajeno al socialismo y a los intereses históricos de la clase obrera no significa, de ningún modo, un apoyo político o a su política –es, por el contrario, la forma de sostener la hostilidad irreconciliable del socialismo con una salida fascista. Anular el voto o hacerlo en blanco es encerrarse en la autoproclamación. El voto a un candidato determinado no es un apoyo político, sino una alternativa impuesta por circunstancias concretas. Una fuerza socialista no puede renunciar a una política de maniobras, congruente con su estrategia, sin caer en la esterilidad. En este caso, la maniobra consiste en llamar a votar a un candidato hostil al socialismo, en oposición al fascismo.”

El mundo de “Las Ideas” y su repercusión en este

Todos nosotros sabemos el rol que Milei juega desde lo intelectual, desde las ideas. Su verborragia nos ataca constantemente y de la peor manera, confundiendo, mezclando todo y manipulando la verdad. Es claro que el pueblo no sabe qué es la izquierda, el socialismo, y nos confunde con Maduro, con Cristina e inclusive hasta el punto más ridículo Milei llego a decir, antes de su reconciliación, ¡que Macri era socialista! Más allá del sinsentido de todo esto, creo que este es otro de los daños que genera Milei y, aunque para este no necesite un cargo político, desde la presidencia va a ver amplificada su voz y con ella la confusión. Cabe agregar aquí su posición sobre la dictadura, a la cual reivindica con su candidata a vicepresidenta y con sus dichos en el primer debate presidencial.

La Economía, un pozo sin fondo

Si vamos a lo económico, Milei ya ha dicho que su plan de ajuste fiscal es mucho “más profundo” que el del FMI y sabemos que esa profundidad se dará en el cuerpo del proletariado. Por si quedan dudas, todos sabemos que con Massa no vamos a estar mejor, ni nada parecido y que vamos a tener que profundizar (¡ahora nosotros!!!) la lucha por el socialismo, pero ¿no es obvio, acaso, que sería mejor que esa lucha se dé contra Massa que contra Milei? La diferencia va a ser las condiciones de vida de los trabajadores, es claro que un triunfo de Massa haría que la situación no mejore y las condiciones de vida de los trabajadores sigan empeorando, pero un triunfo de Milei sabemos que sería mucho peor, en salud, educación, privatizaciones, ESI, Ley del aborto, tarifazos de todo tipo y color por quita de subsidios y un largo etcétera.

Es indudable que las condiciones de vida de los trabajadores serian muchísimo peores, ¿propongo votar el mal menor? Sin dudas, en eso se va la vida de los trabajadores, su salario, educación y todo lo ya dicho. ¿Eso equivale a dejar de luchar? ¡No!!! Creo que deberíamos hacer un doble llamado; (por todo lo dicho antes) votar por Massa frente a Milei, explicando los problemas que eso nos va a traer y, por ende, llamando al mismo tiempo a la organización de la clase obrera para seguir enfrentando el actual ajuste de Fernández-Fernández y el próximo de Milei o Massa.

LEER MÁS:

Desde Política Obrera llaman a votar en blanco y no por la izquierda “que está cada vez más adaptada al Estado” Publicado en www.cuarto.com.ar, 25 de septiembre de 2023. Publicada en políticaobrera.com el 28/09/2023.

Nuestra posición electoral Declaración de Política Obrera, 26/09/2023.

Porqué el PO (o) y el PTS no llaman a votar contra Bolsonaro Trotsky nunca llamó a votar en blanco frente al fascismo. Por Marcelo Ramal, 23/10/2022.

Suscribite a Política Obrera