El último tramo de campaña

Escribe Marcelo Ramal

Entre cuevas de dinero, secuestro de celulares e hiperinflación.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Un editorialista de La Nación retrató al último tramo de la campaña de este modo: “los candidatos marchan a ciegas” (LN, 13/10). Es difícil encontrar una confesión más completa acerca del desconcierto que envuelve a las elecciones del 22 de octubre. Además de la inflación y la fuga al dólar, al oficialismo lo aquejan asuntos como la memoria de un celular – el del puntero “Chocolate” Rigau, cuya causa acaba de reabrir la Cámara de Casación Penal de La Plata. Las llamadas del hombre que cobraba 49 tarjetas de débito de la Legislatura platense, ¿serán revelados antes o después del 22? ¿Afectará solamente al pejota-kirchnerismo o también arrojará el barro para Juntos por el Cambio?

En la Provincia acaba de dispararse otro misil contra el gobierno. En Nueva York, un oficio judicial reclamado por los abogados de los fondos buitre que litigan con el gobierno Kicillof, ha revelado movimientos millonarios de funcionarios en el exterior. La información afecta al entorno de Sergio Berni, por un lado, pero también a un funcionario del riñón de Sergio Massa – nada menos que el secretario de industria Ignacio de Mendiguren.

Por el lado de Juntos por el Cambio también han llegado los escándalos de última hora. En este caso, con la revelación de audios moralmente comprometedores para Carlos Melconian. Las escuchas datan del año 2016, o sea, de los servicios macristas. No es un secreto que Macri coquetea con Milei. Mientras Macri complota con Milei, los radicales han dejado entrever que se alinearán con Massa en una segunda vuelta entre éste y el libertario. Larreta haría lo mismo y anunciaría la formación de una agrupación política propia.

También se supo que el denunciado Melconian sostuvo reuniones con Massa, en función de una pretendida “transición ordenada”. Mientras tanto, Javier Milei ha sido denunciado por una operación político-financiera para acelerar la hiperinflación. Milei sincera (y precipita) el desenlace que los otros intentan disimular.

Estos zarpazos de última hora expresan la aguda división que corroe a la burguesía. El gobierno ha resuelto 'manejar' el final de la campaña disponiendo una suspensión de hecho de las operaciones cambiarias. Puede ser suficiente para llegar al 22, pero no para las largas semanas que restan hasta el ballotage. Massa espera que China haga disponible el último tramo del intercambio de yuanes para operar en el mercado de cambios. La licitación de las bandas de frecuencia del 5G, que tanto interesa a China, será el 24 de octubre, antes del ballotage. Milei había pedido que se postergara para después de la elección definitiva del presidente. La Nación, a su vez, informa que estaría cerrada la compra de aviones F-16 a Estados Unidos, desplazando la oferta de China y de India.

Esta disputa internacional sobre Argentina acentúa el cuadro de desestabilización que afrontará el nuevo gobierno. El próximo presidente no contará con los habituales “cien días de gracia”. Si elige seguir con el gradualismo de Massa, incluso Massa mismo, habrá nuevas elecciones en marzo. De modo que la mega devaluación que reclama el FMI, junto a todos los tarifazos pendientes (luz, gas, combustibles y salud), será aplicada de inmediato; es lo que hemos denominado un golpe de estado económico. Los “candidatos a ciegas” enfrentarán entonces una rebelión popular.

LEER MÁS:

Un régimen político “como agua para chocolate” Por Emiliano Fabris, 13/10/2023.

Del ‘golpe de mercado’ al golpe de estado económico Nota de tapa de Política Obrera N°80 edición impresa, 11/10/2023.

Un golpe de estado económico A diez días de las elecciones. Por Marcelo Ramal, 10/10/2023.

Massa pide ayuda a cerealeras y mineras para parar la corrida La crisis marcha a un ritmo más acelerado que el proceso electoral. Por Marcelo Ramal, 06/10/2023.

Suscribite a Política Obrera