Lo que dejaron las elecciones en Pergamino

Escribe Lucas Giannetti

Tiempo de lectura: 4 minutos

En medio de un tembladeral político, el candidato de LLA en Pergamino, Fabian Cejas, ha anunciado su alejamiento del espacio luego del acuerdo Milei-Bullrich. Cejas, un outsider de la política local, fue el segundo candidato más votado en las generales, detrás de Javier Martínez (JxC), quien va por su tercer mandato.

La disgregación política no solo cae sobre la coalición Juntos por el Cambio. El volantazo de Milei, luego de la derrota en las generales, ha llevado, por un lado, a un reacomodamiento del arco político y por el otro, a una fuga, en principio incipiente, del espacio libertario. Lo de Cejas no es una cuestión de principios, sino que es la muestra de lo improvisado del armado. El excandidato libertario señaló que su campaña hizo eje en las críticas al intendente cambista, a quien le adjudicó haber repartido boletas con Milei y Massa, lo que no le permitiría “sentarse en la misma mesa” y vaticinó que “el discurso contra la casta se terminó.”

Por su parte, Martínez aún no se ha pronunciado sobre el acuerdo entre la LLA y la cúpula del PRO. Según ha trascendido en los medios, los jefes comunales del JxC (o lo que queda de él) se reunirán esta semana para definir qué posición adoptar de cara al balotaje. El intendente de Pergamino, quien en las PASO fue en la boleta de Horacio Rodríguez Larreta, busca no quedar pegado, a priori, a ninguna de las opciones en danza dentro del PRO, ya que avizora un escenario de conflicto permanente, en principio, con el gobernador Axel Kicillof, sobre aspectos fundamentales como la obra pública y la coparticipación sojera.

Martínez, quien inicia su tercer mandato con un desgaste visible, ha retrocedido electoralmente y la elección plebiscitaria que se esperaba no fue tal. En relación a las ejecutivas de 2019, perdió en términos porcentuales casi un 15 % de los votos. En 2019, JxC coronaba la intendencia con un 54 %, contra un 40,53 % en las últimas elecciones, una pérdida de casi 15.000 votos. No logró retener los votos de las tres listas que se presentaron en las PASO por JxC, quienes en total cosecharon en agosto el 55 % de los votos. Todo esto con un fabuloso movimiento de dinero puesto a disposición para comprar voluntades a través de los punteros barriales y funcionarios adictos. Por ejemplo, desde la secretaria de Acción Social, Paolo Bonnano, titular de la cartera, tenía a su cargo una treintena de “unidades básicas” amarillas en los barrios y desplegó un sistema de cooptación desde la Secretaria, queriendo incluir en la misma al Polo Obrero Tendencia, ofreciendo cargos a compañeros militantes de nuestra organización.

Con los métodos de los ´barones del conurbano´, los “republicanos” lograron mantener la Intendencia, pero como hemos señalado, con una importante sangría de votos. Es que las dos gestiones de Martínez se han centrado en un plan de obras públicas, licitadas a empresarios amigos, que no han resuelto los problemas más acuciantes de los trabajadores. El déficit habitacional, los altos índices de desocupación o subocupación, la contaminación del agua, el aumento permanente de las tasas municipales, las concesiones a la Nueva Perla, empresa encargada del transporte público local, que han llevado el precio del boleto a cifras siderales para cualquier trabajador de la ciudad, han ido horadando al gobierno municipal, que este último año ha tenido que afrontar un conflicto prolongado con los trabajadores municipales, quienes impusieron una huelga autoconvocada en reclamo por las paritarias. Los que acudieron al rescate del intendente fueron los gremios que nuclean a los trabajadores municipales, cerrando por debajo de la inflación la ronda paritaria. Es un conflicto latente, teniendo en cuenta que la inflación en la ciudad durante el mes de agosto alcanzó el 17,1 % y en septiembre el 9,2 %. Los trabajadores municipales han dado muestra de reservas de lucha, pasando por encima de las direcciones sindicales, que han logrado cerrar el conflicto precariamente.

Por su parte, el candidato de Unión por la Patria, Alejandro Masague, cosechó el 28 % de los votos emitidos. Por último, Enrique Schirlo, de Libres del Sur, con una campaña de carácter vecinalista, obtuvo 1700 votos, 2,74 %. El FIT-U (en la ciudad, representado por el bloque PO-MST), que no logró pasar a nivel municipal las PASO por primera vez desde 2013, no realizó campaña por la candidatura presidencial, no haciendo uso de la tribuna política que representa el proceso electoral.

En este cuadro de situación, el intendente tiene la difícil tarea de seguir imponiendo que el HCD siga funcionando como una escribanía de su gestión, ya que de los cuatros concejales que entraron por JxC, dos pertenecen a la UCR, una de ellas renueva banca y es la presidente del HCD. Ante la disolución de la coalición JxC, el oficialismo local perdería la mayoría absoluta del Concejo. Las otras 6 bancas se repartieron en 3 para la LLA y 3 para Unión por la Patria. Un escenario inédito para el mandatario pergaminense, que deberá negociar con las demás fuerzas para imponer una agenda antiobrera, en medio de una crisis de régimen que atraviesa de manera transversal a todas las esferas del Estado.

Desde Política Obrera llamamos a los trabajadores ocupados y desocupados a votar en blanco en el balotaje, no como un voto castigo a las fuerzas en presencia, sino con una perspectiva de organizar un partido de la clase obrera que se ponga a la cabeza de las importantes luchas venideras, en principio por las reivindicaciones inmediatas y que plantee como un objetivo estratégico el gobierno de los trabajadores.

LEER MÁS:

Los resultados de las elecciones en Buenos Aires Por Emiliano Fabris, 26/10/2023.

Las PASO en Pergamino Por Lucas Giannetti, 05/08/2023.

Pergamino: la policía reprime a militantes de Política Obrera en campaña electoral Por Lucas Giannetti, 10/07/2023.

Pergamino: un intendente solidario con las patronales y enemigo de los trabajadores Por Lucas Giannetti y Luciano Martínez, 08/07/2021.

Suscribite a Política Obrera