Caso "Chocolate": que la sangre no llegue al río

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 3 minutos

El escándalo de “Chocolate” en la Legislatura bonaerense no generó el daño político esperado en las elecciones generales de la provincia, pero la causa continúa con desarrollos importantes. Hace unos días, la Justicia resolvió la detención de “Chocolate” Rigau, quien finalmente se entregó y por el momento permanece en la cárcel. Quedó anulada la decisión de la Cámara de Apelaciones que había definido que a Rigau lo habían detenido y requisado sin motivo aparente, resultando en la anulación de todos los procedimientos posteriores.

Con el arresto de Rigau, ya fue peritado su teléfono personal y rescatado una cantidad muy importante de información cuyo contenido no ha sido publicitado; con ella se buscaría conocer a todos los beneficiarios y/o responsables de la operatoria llevada a cabo por Rigau. El concejal de UxP Facundo Albini –jefe político de Rigau y apoderado nacional del Frente Renovador de Massa- y a las 48 personas titulares de las tarjetas de débito que Rigau tenía en su poder al momento de ser detenido, fueron imputados por “asociación ilícita y defraudación a la administración pública”. Se trata de integrantes de los “bloques políticos” de la legislatura, que cobran casi $600.000 mensuales. Un pedido de eximición de prisión fue rechazado; la investigación estima un desvío de fondos que alcanza los 800 millones de pesos. La mayoría de los titulares de las tarjetas han declarado conocer a Rigau y haber accedido a la extracción del dinero de su parte. En algunas investigaciones publicadas por medios de comunicación, se detectó que los lugares en donde estas personas declararon que trabajan son inexistentes o están fuera de funcionamiento y que algunos de estos titulares de las tarjetas trabajan en casas de cambio –“cuevas financieras”. Un testigo dijo que simplemente le ofrecieron tener obra social y jubilación a cambio de la tarjeta.

Por otra parte, ha aparecido un testigo “arrepentido”. Es un joven militante de las filas del massismo en La Plata, compañero de militancia de Rigau. Declaró que presenció en forma diaria la entrega de sumas importantes de dinero en efectivo de parte de Rigau a Albini y apuntó con nombre y apellido a quienes cree son los beneficiarios del movimiento del dinero, a los que definió como los “Señores de la Cámara”. Por ejemplo, a Claudio Albini, padre del imputado Facundo Albini, y un importante dirigente de Massa en La Plata. Aseguró que la extracción de tarjetas de débito era muy extendida –"Chocolate no hay uno solo"-. La Campora y todos los grupos kirchneristas – los “Señores de la Cámara y Ministerios” - no han abierto la boca hasta el momento.

Luego de conocerse estas declaraciones públicas, el testigo desapareció del mapa o lo hicieron ocultarse. Se ausentó de las posteriores convocatorias de la fiscalía. Su abogado asegura que no estaría en condiciones psicológicas de declarar. A “Chocolate” le dieron la defensa legal más cara de la ciudad capitalina para evitar que se convirtiera en un “arrepentido”.

La luz que se ha puesto sobre un viejo y aceitado sistema de cajas paralelas en la Legislatura tiene orígenes que siguen en la nebulosa –la denuncia inicial a Rigau la hizo una persona en situación de calle. JxC y Milei no le han dado una centralidad. Destapar todo el esquema implicaría abrir una crisis política enorme en la provincia.

LEER MÁS:

Los resultados de las elecciones en Buenos Aires Por Emiliano Fabris, 26/10/2023.

Un régimen político “como agua para chocolate” Por Emiliano Fabris, 13/10/2023.

Marbella, provincia de Buenos Aires Por Marcelo Ramal, 01/10/2023.

El sacrosanto régimen de “cajas negras” en la legislatura bonaerense Por Emiliano Fabris, 28/09/2023.

Suscribite a Política Obrera