Bahía Blanca: La Cámpora y los libertarios, por la privatización de obras públicas

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 2 minutos

El intendente electo Federico Susbielles de UxP y actual presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca ha informado a los medios que aceptaría continuar con las obras públicas, bajo el formato público-privado según lo previsto por el presidente electo Milei. También se reunió con el excandidato a intendente por la Libertad Avanza, Oscar Liberman, quien afirmó luego que “Estuvimos hablando del financiamiento de la obra pública, de cómo se armarán los fondos fiduciarios” y, para explicar esto último, dijo que “Cuando se trata de obras, se puede hacer de dos maneras. A través de impuestos o pidiendo un crédito al Estado, que financia la obra y luego se pagan las cuotas”.

En la ciudad existe una serie importante de obras públicas financiadas con fondos nacionales que, de todas formas, ya se encontraban paralizadas por los incrementos en los costos disparados por la inflación. Una de ellas es la autopista que une las rutas nacionales 3 y 33, denominada Paso Urbano, que beneficia especialmente el circuito hacia el puerto y polo petroquímico. La obra fue iniciada en 2018 y se ha completado sólo el 45 %. El intendente saliente de JxC, Hector Gay, afirmó que la obra “hay que terminarla como sea”.

Tenemos, entonces, una coincidencia a tres puntas entre el saliente gobierno de JxC, el ingresante vinculado a La Cámpora y el máximo representante de Milei en la ciudad para implementar las PPP, aunque en lo que refiere por ahora exclusivamente a esta obra estratégica para los grandes capitales asentados en la ciudad. Existen, por supuesto, otras obras públicas de fondos nacionales que también se encuentran paralizadas, en la ciudad y en la región, como rotondas, tramos de rutas, repavimentación, bacheo, luminarias, nuevas autopistas previstas, planes de vivienda por finalizar y cloacas. Por estos días, un estudio del CONICET divulga la radicación en el último tiempo de 30 barrios informales en la ciudad, carentes de agua potable e instituciones educativas y de salud. La “obra pública” es selectiva.

Al respecto también se pronunció el secretario general de la UOCRA, Carlos Boer. Al contrario de Susbielles, criticó las PPP cuyo fracaso fue visible en el Paso Urbano, que no habría avanzado con ese sistema durante el macrismo, pero aseguró que “Es un absurdo frenar la obra pública, pero nos vamos a poner a disposición para que el país crezca”. Agregó que “En Bahía tenemos un municipio saneado y un puerto que aporta mucho en trabajos de infraestructura. Y supongo que la gobernación se mantendrá en la línea con lo que viene haciendo hace 4 años. Pero también hay que ver si se mantiene la coparticipación, como para que el Estado provincial pueda tener recursos suficientes. Vamos a perder, pero no tanto como en otros lados”. Con este “atenuante”, la UOCRA avisa que no pondrá palos en la rueda. Según la UOCRA bahiense, hay unos 200 trabajadores en las obras públicas dependientes de fondos nacionales mientras que un total del 40 % de los obreros de la construcción de la ciudad trabajan en obras públicas. Boer recaló en la ciudad en 2018, desde La Plata, como delegado normalizador, cuando toda la directiva del sindicato fue detenida por “asociación ilícita” y “extorsión a empresarios de la construcción”. En la ciudad, son cotidianas las muertes y accidentes en las obras de construcción, en donde predomina fuertemente el trabajo no registrado.

Suscribite a Política Obrera