León Gieco: “La guerra habla otro idioma”

Escribe Pablo Alejandro

Tiempo de lectura: 4 minutos

El 24 de noviembre de 2023, León Gieco publicó en su canal de Youtube una bellísima versión en tres idiomas contra la guerra en la franja de Gaza, acompañada por Gastón Saied representando a la comunidad judía y Nuri Nardelli de la orden sufí Al-Herrahi, que la interpretó en árabe. En dicho vídeo León Gieco declara que “nosotros hacemos estas cosas porque tenemos la posibilidad de hacerlas. Porque mucha gente como un taxista, un albañil o un carpintero puede sentir la misma impotencia al ver los horrores de la guerra y no poder hacer nada. Nosotros algo hacemos, aunque sabemos que esto no va a cambiar absolutamente nada, porque la guerra habla otro idioma. Pero respecto a esa impotencia, cantar esta canción por la paz en hebreo, en árabe y en castellano, me parece que, justamente en este momento, tiene una razón de ser”.

La iniciativa de Gieco es un llamado a la confraternización entre el pueblo palestino y el pueblo judío no sionista o antisionista, en la versión de la política leninista contra las guerras de opresión.

La iniciativa de esta versión en los tres idiomas fue del Ensamble Alma sufí, dirigido por Sami Sebastián; este grupo musical tiene el fin de promover la paz y la tolerancia. Sin embargo, el concepto abstracto de la paz es la ausencia de conflictos bélicos y no lo que necesita la humanidad: erradicar la explotación del hombre por el hombre. Para el genocida Benjamin Netanyahu la paz significa la no resistencia de Palestina (actualmente liderada por Hamas) para exterminar a sus originarios. Por eso los grandes revolucionarios, constructores de partidos verdaderamente socialistas y soñadores de un mundo sin opresores ni oprimidos, ¡son los únicos partidarios consecuentes de la paz mundial!

Esta versión de «Solo le pido a Dios» le dio una belleza estética a la obra única que emociona, afirmando el concepto del abuelo materno de quien escribe estas líneas: “los pueblos nunca quieren las guerras”.

Alma Sufi ft. Leon Gieco "Solo le pido a Dios"

Sólo le pido a Dios

«Solo le pido a Dios», el tema más emblemático de León Gieco y uno de los más importantes del Rock Nacional, fue compuesto en 1978 en la casa de sus padres. Según sus declaraciones, estaba probando melodías con su guitarra y armónica primero; luego, comenzó a tirar frases que terminaron formando la canción. Su padre fue la primera persona en escucharla, y al terminar, le vaticinó que iba a recorrer el mundo, como terminó sucediendo.

Si bien es una letra sencilla, tiene metáforas muy fuertes aunque se tiñe de una plegaria, también tiene un mensaje anticlerical “que no me abofeteen la otra mejilla”. La estrofa “La guerra es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente” expone de manera clara cómo el capitalismo divide a los trabajadores para poder dominarlos. El sionismo se presenta como un ejemplo evidente de este fenómeno, ya que creó el Estado de Israel con la intención de cooptar al pueblo judío y separarlo de la clase obrera para frenar la revolución mundial.

Pasado el tiempo, ya instalado de nuevo en Buenos Aires y habiendo terminado de grabar el álbum «4° LP», apareció el bandoneonista Dino Saluzzi diciendo que su hija le dijo que Gieco lo llamó para que fuera a grabar. Entonces, para no quedar mal, le dijo que grabara un tema muy fácil. Hicieron dos grabaciones y, al escuchar la segunda, justo cuando se presionó Play, abrió la puerta ni más ni menos que Charly García, quien se quedó extasiado escuchando el tema y dijo que tenía que ir en el disco. En un principio lo pusieron como “bonus track” pero cuando lo escuchó el dueño de la discográfica pidió que vaya en la pista 1 del lado A.

Su salida al público tuvo sus dificultades durante los nefastos años de la dictadura, ya que, citado por el ejército, un general le dijo que no podía componer una canción de paz en época de guerra, porque se estaba a punto de entrar en guerra con Chile. Anteriormente en el gobierno de Isabelita, en noviembre de 1974, ya había sido detenido debido al asesinato del comisario Villar por parte de Montoneros, al cual Perón le había encomendado la tarea de “combatir la subversión”. Le adjudicaban este asesinato porque se había emitido en TV el tema «John, el cowboy», donde cuenta la historia de un cowboy que libera un pueblo matando a un comisario.

Una de las primera veces que presentó en público «Solo le pido a Dios» fue volviendo del exilio en 1980, en un recital solidario para la Universidad de Luján. Pero luego fue citado por el genocida Montes, quien sacando un revólver de su escritorio, le advirtió que no volviera a cantar canciones de ese estilo, porque si no le volaría la cabeza. Luego de haber grabado ese disco, Gieco se exilió en Los Ángeles, pero el tema se empezó a popularizar en la juventud contra la dictadura. Sin embargo, en la guerra de Malvinas, se transformó en un himno en contra del gobierno militar que ya llegaba a su fin y fue prácticamente estrenada por Mercedes Sosa en su vuelta luego del exilio en 1982.

Este tema fue grabado en unas 350 versiones, incluyendo varios idiomas además del español (quechua, ruso, armenio, árabe, portugués, sueco, francés, hebreo, inglés) e interpretada por artistas de la talla de Mercedes Sosa, don Sixto Palavecino, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel, Pete Seeger, entre otros. Política Obrera al menos desde que tenía el sello de Partido Obrero en movilizaciones y actos canta al compás de «Solo le pido a Dios»: “Vamo' vamo' Peo, Vamo Peo. // Vamo' que no bajamo' las banderas, // vamos con la izquierda verdadera // para que gobierne en todo el mundo la clase obrera”.

Suscribite a Política Obrera